Ideal

Rajoy asegura que hablará con los partidos si hay alguna subida de impuestos

vídeo

Angela Merkel y Mariano Rajoy. / Efe

  • El presidente del Gobierno ha dejado claro que España debe reducir su déficit del 4,6% de este año al 3,1% en 2017 y que hay una total voluntad de cumplir con ese compromiso

  • El líder del PP ha manifestado que es partidario de ir incrementando la cooperación en materia de Defensa dentro de la UE

  • Subraya la importancia de la estabilidad de Alemania para el conjunto de la UE ante la "proliferación de fuerzas políticas 'sui generis'

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que su Ejecutivo no ha tomado aún decisión alguna sobre la posibilidad de subir algún impuesto y que, en cualquier caso, sería una cuestión que hablaría antes con otros partidos que pudieran apoyar los presupuestos del próximo año.

Rajoy ha sido preguntado por la posible subida de algún impuesto en la conferencia de prensa que ha ofrecido en Berlín junto a la canciller alemana, Angela Merkel. "No hemos tomado ninguna decisión sobre el asunto al que hace referencia. Cuando la haya la comunicaremos; queremos hablar -ha proseguido- con otras fuerzas políticas que pueden ayudar a que los presupuestos salgan adelante".

Rajoy ha dejado claro es que España debe reducir su déficit del 4,6% de este año al 3,1 en 2017 y que hay una total voluntad de cumplir con ese compromiso. Ha añadido que la reducción del déficit no es fácil, pero ha resaltado que se ha ido consiguiendo gracias a las reformas y eso ha permitido que el país crezca económicamente, cree empleo y gane credibilidad.

Aumentar la cooperación europea en Defensa

Rajoy ha manifestado que es partidario de ir incrementando la cooperación en materia de Defensa dentro de la UE, pero sin olvidar los compromisos a los que ha llegado España en el seno de la OTAN.

"Somos partidarios de incrementar cada vez más la cooperación en Defensa en la UE, lo cual es compatible con nuestra pertenencia a la OTAN. Queremos mejorar la colaboración y avanzar en ello, pero sin perjuicio de nuestra pertenencia a la OTAN", ha explicado.

De este modo, ha asegurado que España cumplirá los compromisos que adquirieron los países en la cumbre de la Alianza Atlántica en Cardiff (Reino Unido) en 2014 y que implican ir aumentando el gasto en Defensa hasta llegar al 2 por ciento del PIB en los próximos diez años. "Tenemos unos compromisos presupuestarios que adquirimos en Cardiff y es nuestra intención cumplirlos", ha dicho.

El objetivo de que se dedique a Defensa al menos el 2 por ciento del PIB ha sido una de las principales demandas que ha lanzado Estados Unidos en los últimos años a los países aliados para que éstos puedan ser más autónomos a la hora de encargarse de su propia seguridad.

Apoyo a Merkel

El líder del PP subrayó la importancia de la estabilidad de Alemania para el conjunto de la Unión Europea ante la "proliferación de fuerzas políticas 'sui generis' que acaban generando muchos problemas". Ante el riesgo de que se pueda depositar en ella una excesiva confianza, recordó que "una persona sola no puede resolverlo todo" y que "la unión hace la fuerza", destacando que el europeísmos de España y de Rajoy los hacen aliados de Alemania.

"Para Europa es fundamental que las cosas en Alemania vayan bien", reiteró Rajoy, quien dudó en calificar al país de su anfitriona de "roca", pero insistió en que su estabilidad es fundamental para la Unión Europea (UE) como principal potencia del grupo.

Ante el crecimiento de los populismos, mostró su deseo de que haya un grupo de países en el que "las cosas se fuesen produciendo de forma razonable" y confió en que la actual tendencia se vaya "corrigiendo", aunque admitió que 2017 es un años "difícil" con elecciones clave en diversos países europeos.

A quienes critican la UE y a los partidos que han contribuido a construirla -populares, socialdemócratas y liberales- les recordó que la unión representa el 25 % del PIB mundial y la región del mundo con mayor nivel de libertades, democracia y respeto a los derechos humanos, además de ejemplo del sistema de bienestar. "Soy europeo, pero creo que no exagero si afirmo que el mejor país del mundo a nivel de casi todo es en el que vivimos", manifestó.