Ideal

La juez archiva la pieza separada del Madrid Arena contra la cúpula policial

Emilio Monteagudo.
Emilio Monteagudo. / Luca Piergiovanni (Efe)
  • Los mandos policiales estaban acusados de un presunto delito de falsedad en documento oficial sobre el nivel de riesgo ordenado para el dispositivo que fue desplegado en la macrofiesta de Halloween

El Juzgado de Instrucción 51 de Madrid ha decretado el archivo de la pieza separada del Madrid Arena contra la cúpula de la Policía Municipal, encabezada por el exjefe Emilio Monteagudo, por presuntamente falsear a posteriori el cambio del nivel de riesgo ordenado para la fiesta del 1 de noviembre de 2012.

En un auto, la magistrada Carmen Rodríguez acuerda el sobreseimiento provisional y archivo de la pieza separada abierta contra Monteagudo y los mandos policiales Óskar de Santos y Gerardo del Rey. Todos ellos estaban acusados de un presunto delito de falsedad en documento oficial sobre el nivel de riesgo ordenado para el dispositivo que fue desplegado en la macrofiesta de Halloween. Dicha pieza separada está orientada a aclarar si hubo un cambio de nivel de medio a alto de la fiesta, lo que determinó el despliegue policial en el evento, en el que murieron cinco chicas. Y si dicho cambio se produjo antes o después del evento, ya sea de manera verbal o escrita.

Las familias de las víctimas pidieron investigar las posibles responsabilidades penales de los tres imputados. Entienden que no hubo un cambio de nivel de riesgo, como sostiene la responsable del equipo policial desplegado en el Madrid Arena, Cándida Jiménez, y que la documentación sobre el cambio de nivel se hizo "a posteriori", está "alterada" y no refleja "la realidad". Pero los investigados consideran que la actuación de los mandos fue "correcta" y "ajustada a la normativa", ya que "la elevación del nivel de riesgo se produjo antes del evento" y no a posteriori como defienden las familias de las víctimas.

Sigue el criterio de la Fiscalía

La juez archiva la causa siguiendo el criterio de la Fiscalía, que solicitó el sobreseimiento al entender que "no existen elementos de prueba" contra los investigados, y tras recordar que en este procedimiento no existe acusación particular. "No existía problema ni formal ni de competencia para que se modificara el nivel de ejecución del dispositivo, todo ello independientemente del personal que conllevara dicho nivel", señala el fiscal en su escrito.

Con todo, la juez recuerda que contra esta resolución cabe interponer un recurso de reforma en el plazo de tres días ante el juzgado de instrucción o un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial en el plazo de cinco días.

Se da la circunstancia de que la pieza separada está basada en el testimonio de la responsable del equipo policial desplegado en el Madrid Arena, Cándida Jiménez, para quien la defensa de Monteagudo pidió su procesamiento por falso testimonio durante su declaración como testigo en la vista oral de la tragedia del Madrid Arena.

La responsable del equipo policial aquella noche explicó que el dispositivo estuvo compuesto por doce agentes, como así establece un nivel medio, pese a que Monteagudo afirmó que el nivel fue elevado a alto y, por tanto, había, 18 policías. Pero ella subrayó que no recibió notificación por escrito del cambio de nivel, como así establece la normativa interna, sino que sólo fue verbal.

No obstante, los mandos policiales que testificaron en el juicio dijeron que el nivel era alto como así quedaba demostrado por la presencia de una oficial al mando, como establece la normativa.