Ideal

Así fueron los 15 primeros minutos de la desaparición de Diana Quer

  • Los especialistas otorgan credibilidad a la hipótesis de que su móvil fue arrojado en Taragoña 13.53 minutos después de ser enviado el último mensaje por WhatsApp

La investigación sobre la desaparición de Diana Quer sigue contando con varias aristas que fundamentan varias de las hipótesis con las que hoy trabajan los expertos. Una de ellas aborda el teléfono de la joven, localizado en la ría de Arousa a finales del pasado mes de octubre. Gracias al descubrimiento, por parte de un mariscador, se ha podido reconstruir los quince minutos iniciales desde que se perdió el rastro de la joven.

Según recoge ‘La Vanguardia’, por ejemplo, saben que no pudo regresar a casa para cambiarse de ropa como se especuló en un momento recién iniciada la investigación. El motivo más concluyente es que desde que se enviara el último mensaje de WhatsApp hasta que el iPhone 6 blanco llegó al agua del río Beluso, transcurrieron exactamente 13.53 minutos. Entre A Pobra y el término de Taragoña, donde se localizó, existen veinte kilómetros, por tanto, se extrae que se debió mover en un vehículo.

Añade el mismo medio que el equipo de la Policía Judicial y la UCO dan por certero que la joven fuese obligada a subir a un vehículo cuando caminaba de vuelta a casa. La hipótesis sobre una marcha voluntaria pierde peso al comprobar que, en apenas un cuarto de hora, el individuo o los individuos se deshicieron del terminal. Eso fue dos minutos antes de las 3 de la madrugada, cuando queda registrada la señal en la antena de Taragoña.

Mientras tanto, la unidad de Criminalística sigue analizando el teléfono móvil en Madrid. Se desveló que continúan los trabajos para conseguir desbloquear el terminal a través del código PIN y evitar que se borre toda la información de su interior. En ello se ha involucrado a la propia familia para conocer si la clave de seis dígitos podía ser similar a la de algún dispositivo anterior de Diana Quer.

De hecho, los especialistas ya cuentan con un informe básico sobre la geolocalización del iPhone 6 de la joven desaparecida desde el pasado 22 de agosto. Sin embargo, según recogen, la información que ya podría ofrecer el mismo podría ser de menos relevancia para la investigación.

Los esfuerzos se centran en saber si Diana Quer pudo haber concertado una cita con alguna persona en la noche de su desaparición. La pasada semana trascendió el testimonio de dos sujetos que se encontraban en el muelle de Taragoña durante aquella madrugada y que aseguraron haber visto a la adolescente llegar en un coche y cambiar de vehículo para subir a una autocaravana de color blanco donde esperaba un individuo “con mala pinta”. Algunas versiones se atreven a asegurar que les vieron discutiendo en un momento determinado.