Ideal

Detenido un preso de permiso por raptar, violar e intentar matar a una mujer

  • Pese a las graves lesiones sufridas, la víctima pudo pedir ayuda a través de su teléfono móvil y fue trasladada a un hospital, donde permanece ingresada

Un violador, condenado a 26 años de prisión, que disfrutaba de un permiso penitenciario, fue detenido el domingo pasado por los Mossos d'Esquadra por violar e intentar matar a una mujer en la localidad barcelonesa de Castellbisbal.

El reo, que cumple una pena de cárcel desde 2005, supuestamente reincidió el delito que cometió en 2002. Entonces violó a una mujer en Martorell, la secuestró e intentó matarla. Los hechos se han vuelto a repetir. El sábado pasado, el hombre, de 45 años, asaltó a una mujer de 52 cuando entraba en su coche tras salir de casa en Igualada, localidad que está a una hora de Barcelona.

El presunto reincidente, a quien el juez de vigilancia penitenciaria había dado tres días de permiso, por tercera vez en los más de diez años que lleva en prisión, abordó a la mujer, la amenazó con una navaja, la secuestró y se la llevó a una zona boscosa de Castellbisbal, a unos 45 kilómetros de Igualada. Allí la violó e intentó matarla con una puñalada en el cuello. Más tarde la arrojó por un barranco.

Pensó que había acabado con su vida y la abandonó, como hizo con su víctima en 2002. Pero la mujer pudo pedir ayuda a través del teléfono y desde el sábado se encuentra ingresada muy grave en un centro hospitalario de Martorell. El preso fue detenido el domingo a las 14 horas.

El presunto violador reincidente cumple su pena en la prisión de Ponent de Lleida en régimen de segundo grado. Su primer permiso lo disfrutó el pasado julio y el segundo, en septiembre. Además, desde hace un año, tiene un permiso para salir a trabajar a diario a una empresa pública de la Generalitat que fomenta la reinserción y que está muy cerca de la cárcel.

El hombre sigue voluntariamente el programa de tratamiento específico para condenados por violencia sexual. El sistema de permisos ha podido volver a fallar, como meses antes de que se celebrara el juicio por su primera violación e intento de homicidio. Entonces, quedó en libertad después de que la Fiscalía olvidara solicitar la prórroga de la prisión preventiva, tras permanecer dos años en la cárcel.