Ideal

Rajoy jura como presidente y deja de estar en funciones

vídeo

Mariano Rajoy jura el cargo en Zarzuela. / Ángel Díaz (Efe) | Vídeo: Atlas

  • La tardanza del jefe del Ejecutivo en resolver la composición de su Gobierno implica que los ministros no podrán tomar posesión del cargo hasta el próximo viernes

  • El candidato del PP se convierte en el primer presidente del Gobierno en jurar su cargo ante Felipe VI

Mariano Rajoy acaba de dejar atrás el apellido “en funciones” que le ha acompañado en los últimos diez meses desde que el Ejecutivo al completo cesó tras las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015. El líder del PP ha jurado en la Zarzuela su cargo como presidente del Gobierno e inaugura así su segundo mandato al frente de la Moncloa. El tiempo de reflexión que ha decidido tomarse para diseñar su Gabinete conlleva, sin embargo, que los ministros no puedan tomar posesión hasta el viernes por la mañana.

Rajoy ha escogido la fórmula tradicional de jura, no de promesa, con la mano sobre la Constitución y ante Felipe VI, las altas instituciones del Estado y el titular de Justicia, Rafael Catalá, que ha ejercido de Notario Mayor del Reino. “Juro cumplir fielmente las obligaciones del cargo de presidente del Gobierno con lealtad al Rey y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”, ha leído el jefe del Ejecutivo.

En un mensaje en Twitter, Rajoy ha afirmado que ha sido un "honor" convertirse de nuevo en presidente del Gobierno de España, un cargo que, según ha dicho, asume con "lealtad y responsabilidad" en un mensaje que aparece acompañado de un breve vídeo del momento de la toma de posesión.

La ceremonia en el salón de audiencias de la Zarzuela ha sido la primera de este tipo oficiada por Felipe VI, que no había tenido que firmar el nombramiento de un presidente del Gobierno desde que accedió al trono. El Rey, recién llegado de la Cumbre Iberoamericana, sancionaba ayer el real decreto 414/2016 que esta mañana ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado. “Vengo en nombrar Presidente del Gobierno a don Mariano Rajoy Brey, a quien el Congreso de los Diputados ha otorgado su confianza por mayoría simple en segunda votación, celebrada en la sesión del pasado día 29, de acuerdo con lo establecido en el apartado tres del artículo noventa y nueve de la norma constitucional”, reza el texto.

No será la última vez esta semana que Rajoy y el Monarca se encuentren en palacio. Tal y como anunció el jefe del Ejecutivo al término del debate de investidura del sábado, está previsto que el jueves el presidente vuelva a la Zarzuela para comunicar a Felipe VI la composición de su Gobierno antes de hacer pública la lista de ministros.

El plazo cogió por sorpresa a varios dirigentes del partido, quienes especulaban con unos periodos más comprimidos hasta el punto de considerar mañana lunes como día más probable para conocer a los nuevos ministros y ministras.

Pero no será así, lo que intensificará las quinielas periodísticas y una oleada de rumores. "Pero eso es algo que no afecta al presidente", afirmó en el Congreso un alto cargo del PP.

Tal y como recordó un diputado del grupo popular, Rajoy se toma los tiempos para tomar decisiones sin presiones de ninguna clase, tampoco las temporales. El propio líder del PP, el pasado martes, en la rueda de prensa que ofreció tras la consulta con el Rey para proponer un candidato a la Presidencia, aseguró que no había pensado nada acerca de su nuevo gabinete.

Por regla general, Rajoy sopesa este tipo de decisiones él solo, pidiendo documentación a su equipo de colaboradores de mayor confianza, y únicamente al final, acaso, consulta con dirigentes y asesores muy próximos algún nombramiento o algún aspecto concreto sobre la estructura ministerial.

Tal y como indica un dirigente territorial que ha experimentado esta forma de actuar del líder del PP, no será hasta minutos antes de despachar con el Rey la composición del Gobierno cuando llame a los interesados para abordar con ellos sus nombramientos.

Durante estos días, según diferentes elucubraciones, se da por hecha la continuidad de Soraya Sáenz de Santamaría, Rafael Catalá, Fátima Báñez, Íñigo Méndez de Vigo e Isabel García Tejerina, pero suscita dudas la de Jorge Fernández Díaz, José Manuel García-Margallo o Cristóbal Montoro.

Sobre las incorporaciones, las miradas apuntan a María Dolores de Cospedal, Jorge Moragas, José Luis Ayllón o Rafael Hernando.

La presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, está convencida de que habrá un catalán en el próximo Ejecutiva, pero no ha dado más detalles, según ha declarado.

También ven en el PP más que probable "alguna sorpresa", como en 2011 fueron las incorporaciones de José Ignacio Wert o Pedro Morenés.

Una vez dados a conocer los nombres del Gobierno, el viernes que viene asistirán a su primer Consejo de Ministros.

Será un Gobierno de nítido perfil político que habrá de hacer del diálogo con los demás partidos el leitmotiv de la gestión.

Aparte de la consolidación de la recuperación económica, el nuevo Ejecutivo tendrá que afrontar como gran objetivo el proceso soberanista de Cataluña y "la vertebración" de España, según ha puntualizado el líder del PP en Extremadura, José Antonio Monago.