Ideal

La carta sobre la joven violada y asesinada en Valencia: «Espero que su asesino provoque su propia muerte»

La carta sobre la joven violada y asesinada en Valencia: «Espero que su asesino provoque su propia muerte»
  • Una amiga de Vanessa Ferrer publica en Facebook un mensaje como muestra de cariño a la adolescente y de apoyo a sus familiares, con un mensaje para su asesino

El asesinato de la joven Vanessa Ferrer, de 15 años, ha conmocionado a la sociedad española durante los últimos días. El informe preliminar de la autopsia ha confirmado que la adolescente murió por estrangulamiento y presenta síntomas de violación. El presunto implicado, Rubén Mañó, confesó haber sido el encargado de acabar con su vida, pero desmintió que la hubiese agredido sexualmente. Ahora, el entorno de la malograda joven valenciana se ha pronunciado con rabia. “Espero que pase un tiempo incómodo en la cárcel y se provoque su propia muerte”, manifiesta una de sus amigas, que define a la víctima como una persona que “no se merecía que le arrebataran la vida” ya que “le quedaba todo un mundo por descubrir”.

Según recaba el diario ‘Levante’, una discusión entre la pareja pudo ser el desencadenante. La Guardia Civil de Chella, en Valencia, trabaja con la hipótesis desde el pasado viernes que la joven se resistió a mantener relaciones sexuales y que por ello el sujeto la forzó y acabó asfixiándola. El sábado, en su declaración, confirmó que había acabado con su vida, pero negó que la hubiese violado.

Mañó asegura que actuó bajo los efectos de la cocaína, el alcohol y la marihuana y que por tanto no era consciente. Poco después del crimen, aproximadamente a las 22.30 horas del pasado miércoles, el individuo contactó con un amigo para pedirle prestado el coche con el que trasladó el cuerpo de la joven, semidesnudo y envuelto en una manta hasta el punto donde lo arrojó en la otra punta del municipio.

La madre de Vanessa denunció la desaparición de su hija el jueves, cuando ésta no llegó a casa y pudo confirmar que tampoco había ido a clase. Rubén Mañó aseguró que la víctima había quedado con él y unos amigos el miércoles por la noche “para fumar”, pero que no se personó. Sin embargo, su coartada cayó al suelo debido a los WhatsApp intercambiados con la joven. Un testigo les vio juntos en la noche del miércoles. El viernes se descubrió el cadáver y cuatro horas después, el joven confesó el crimen.

«Espero que pase un tiempo incómodo en la cárcel y que se provoque su propia muerte»

Ahora, el entorno de ambos se encuentra inmerso en una conmoción que puede resultar difícil de superar. Algunas personas cercanas al joven aseguran que este era una persona conflictiva, pero “incapaz de hacer una cosa así”. “Se merece una condena por el daño que ha hecho a Vanessa y a su familia, pero no estamos de acuerdo con muchas cosas que se están diciendo”, argumentan aquellos que pretenden cuestionar algunas afirmaciones como la de su expareja.

Por su parte, una amiga de la fallecida, Caroline Gascón, ha publicado un mensaje en Facebook para lanzar las últimas palabras de cariño a la joven, mandar ánimo a sus familiares, y también para pedir que el presunto asesino, “ese personaje que se odiaba tanto a sí mismo”, “pase un tiempo incómodo en la cárcel, que le causen estragos sus compañeros, su conciencia y la penitencia le regale momentos desesperados para que se provoque su propia muerte”.

En el mismo, Gascón dijo conocer a Vanessa por ser buena amiga de su hermana y por ello compartió “muy buenos momentos, minutos perfectos por el mero hecho de existir y disfrutar de ellos”. Definió a la fallecida como una persona “con una energía increíble, risueña, agradecida, educada, valiente y sobre todo muy buena niña”, la cual “no se merecía que le arrebataran la vida” ya que “le quedaba todo un mundo por descubrir”.