Ideal

Morenés niega presión de la OTAN sobre la escala de la flota de guerra rusa en Ceuta

Portaaviones ruso
Portaaviones ruso / EFE
  • El ministro de Defensa en funciones asegura que el viernes decidieron pedir explicaciones a Rusia sobre el destino final de las embarcaciones, y la respuesta fue retirar la solicitud

El ministro español de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha negado este jueves presión de la OTAN o de los aliados para que España rechazara que la flota rusa que se dirige al Mediterráneo oriental recalara en Ceuta, y ha asegurado que "se decidió" el viernes solicitar información a Moscú sobre su uso.

"No, porque el viernes pasado ya se tomó la decisión de preguntar al Gobierno ruso (...). España ha hecho lo que tenía que hacer demandando explicaciones a quien tenía que darlas", dijo Morenés en una rueda de prensa al término de una reunión de dos días de ministros de Defensa de la OTAN, preguntado por si había sentido "presión" de sus homólogos para negar a Rusia esa escala.

Morenés señaló que España preguntó "cuál era el destino de los barcos", y que "al no tener contestación, o mejor dicho, que se desiste de recalar en Ceuta, el Gobierno español toma nota y nada más". "El viernes se tomó la decisión de preguntar. No hay descoordinación (con la OTAN) porque para que se quite la preocupación tiene que haber una respuesta de Rusia, y esa se produjo ayer", comentó el ministro español.

En la primera jornada de la reunión de los aliados en Bruselas, éstos y la propia OTAN como organización manifestaron preocupación por que esa flota rusa, que incluye un portaaviones, pueda ser utilizada por Moscú para incrementar los bombardeos sobre la ciudad siria de Alepo. "El Gobierno español es consciente de la extraordinaria gravedad de los hechos en Siria y Alepo, y ha tomado una posición clara en la ONU de apoyo a cualquier movimiento contra la barbarie que se está cometiendo allí", apostilló el ministro español.

Morenés explicó que España, "caso por caso, ha ido concediendo, a través del Ministerio de Exteriores, autorización a barcos rusos, fundamentalmente en su aprovisionamiento de combustible en Ceuta". "Los tres barcos rusos, entre los que no estaba el portaaviones, que solicitaron autorización para entrar en Ceuta para aprovisionarse lo hicieron en septiembre", indicó.

Morenés agregó que, "ante la información recibida de nuestros socios y aliados, y constatada esa información preguntando a quienes habían hecho esa solicitud, al Gobierno ruso, sobre el destino y objetivos de esos tres barcos de la flotilla, el Gobierno ruso ha preferido desistir de su petición". Recordó que, tal y como señaló el miércoles el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, "cada cual es soberano de tomar sus decisiones".

Morenés indicó que durante la reunión ministerial habló tanto con Stoltenberg como con el titular británico de Defensa, Michael Fallon -que el miércoles expuso su "extrema preocupación" por la situación-, sobre "cuál es la decisión que había tomado España y cuál era la decisión de Rusia". "No ha habido ninguna petición, ni de la OTAN, ni del Gobierno británico, ni de Estados Unidos", sino sólo "manifestaciones de preocupación", indicó.

Además, recalcó que "si hubiera sido una situación extremadamente relevante o no se hubiera confiado en España, habría habido una petición, pero no la ha habido", zanjó. "Los únicos que han actuado en función de esa preocupación hemos sido nosotros", puntualizó Morénes sobre una actuación que "ha sido reconocida por todos los representantes de las organizaciones o países que habían manifestado preocupación".

El ministro español señaló que la flota rusa ya "ha pasado el Estrecho" de Gibraltar y rehusó especular sobre si pedirá permiso para reabastecerse en otro puerto aliado. "Supongo que los rusos no querrían dar las explicaciones suficientes y no recalarían allí. Aunque en el Mediterráneo hay muchos puertos", concluyó.