Ideal

La «broma» que ha delatado al presunto pederasta de Ciudad Lineal

La «broma» que ha delatado al presunto pederasta de Ciudad Lineal
  • Antonio Ortiz empleó un comentario con su última víctima el 22 de agosto de 2014, que ya había utilizado en un caso anterior

Durante la tercera sesión de la vista oral celebrada para juzgar a Antonio Ortiz, el presunto pederasta de Ciudad Lineal, el inspector jefe que dirigió la ‘Operación Candy’ confirmó la importancia de un comentario para lograr detenerle. Una cosa tan simple como una “broma” que fue crucial para su localización y posterior detención. Ortiz la había utilizado con una víctima anterior por la que ya pagó con prisión en 1998, y que empleó el 22 de agosto de 2014 en un parque de Ciudad Lineal para captar a su cuarta víctima. “Vamos a gastar una broma a tu tío y a tu abuelo”, decía. Era su firma.

El curso de la investigación pudo reducir en julio el número de sospechosos de una cincuentena a tres, entre ellos Antonio Ortiz. La declaración de las tres primeras niñas y sus varios antecedentes policiales también aportaron la información suficiente para poder esclarecer la situación.

Según cuenta ‘ABC’, Ortiz había sido condenado en 1998 por haber agredido sexualmente y cumplió siete años de prisión. El 22 de agosto de 2014, en un parque del distrito madrileño, encontró a su cuarta víctima. Le planteó la posibilidad de hacer “una broma” a su tío y a su abuelo como ya hiciera en casos anteriores.

También la última víctima habló del edificio en la calle Santa Virgilia, donde supuestamente estuvieron dos de las menores. Incluso apuntó características de los vehículos empleados para los secuestros y hasta características físicas. “Dijo que era musculado, que sudaba mucho y que tenía las venas muy marcadas”, reconoció el inspector jefe, quien desveló su interés desde ese instante en seguir a personas vinculadas al culturismo, afición del supuesto pederasta.

El dispositivo de seguridad establecido se centró en los parques infantiles y también en los gimnasios. Fue de tal magnitud que el propio Ortiz se percató y huyó a Santander. Se le localizó por el teléfono.

Tras la compatibilidad de los indicios, el 24 de septiembre, Antonio Ortiz fue detenido. La Fiscalía, en la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Madrid, ha solicitado para el presunto violador de Ciudad Lineal 77 años de prisión por secuestrar y agredir sexualmente a cuatro niñas.