Ideal

Puigdemont, dispuesto a ir a la cárcel por la convocatoria del referéndum

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont. / Efe
  • El presidente de la Generalitat asegura que no piensa presentarse a la reelección en unas nuevas elecciones al Parlament

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha mostrado dispuesto incluso a pagar con la cárcel su compromiso por convocar un referéndum en Cataluña y ha asegurado que no piensa presentarse a la reelección en unas nuevas elecciones al Parlament.

En una entrevista a la revista Vanity Fair, Puigdemont ha rechazado fijar un porcentaje de participación mínimo para considerar válido el resultado del referéndum, porque eso "daría alas" a un posible boicot, pero ha reconocido que una participación del 20% no "legitimaría" una victoria del 'sí' a la independencia.

Preguntado por si está dispuesto a ir a la cárcel por convocar un referéndum sin el permiso del Estado, ha contestado: "Sí. Sería una barbaridad democrática inexplicable, pero no voy a renunciar a mi compromiso con los ciudadanos".

A la pregunta de si cabe la posibilidad de que se presente a unas elecciones catalanas como candidato a la reelección como presidente de la Generalitat, ha sido tajante: "¡Que no me voy a presentar, caramba!".

«No es bueno un PSOE casi desaparecido»

Sobre la dimisión de Pedro Sánchez como secretario general del PSOE, ha opinado que fue "un espectáculo bochornoso y elocuente de cuál es la incapacidad de la política española para resolver complejidades".

Según Puigdemont, "no es bueno para España un PSOE casi desaparecido. Y un Gobierno, o es fuerte o no merece la pena. Es más productivo para todos una coalición entre el PP y el PSOE".

En cuanto a los casos de presunta corrupción que tiene abiertos la antigua Convergència en los juzgados, ha subrayado que "si alguien ha cobrado de comisiones ilegales en CDC, que rinda cuentas por ello".

Los casos que salpican a la familia Pujol "no tienen que ver con el partido", porque "son negocios al margen de Convergència y de la política", ha indicado Puigdemont, que se siente "más cómodo" con la CUP que cuando CiU "pactaba con el PP, el partido de la corrupción".

"Una cosa que sí es moralmente reprobable que el presidente de la Generalitat no declarase unas cuentas y otra son sus asuntos familiares. Espero que si han hecho alguna cosa mal la paguen. Sin ninguna excepción", ha aseverado, en alusión a los Pujol.