Ideal

Los presuntos violadores de los Sanfermines «podrían alcanzar los ochenta años de prisión»

Los presuntos violadores de los Sanfermines «podrían alcanzar los ochenta años de prisión»
  • Mantiene el procesamiento de cinco delitos de agresión sexual en los Sanfermines para cada uno y uno de robo con violencia

El juez ha dado por concluida la investigación sobre la violación grupal denunciada los pasados Sanfermines y a la espera de que se resuelvan los recursos pendientes, el sumario ya está listo para ser juzgado el año que viene en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial. En un auto dictado ayer, el magistrado de Instrucción nº 4 mantiene el procesamiento para los cinco inculpados por cinco delitos de agresión sexual y un delito de robo con violencia. Tal y como el propio juez resaltó en septiembre, podrían acarrear penas de hasta 80 años de cárcel para cada uno.

La instrucción del caso ha durado tres meses. Ya en agosto, en su auto de procesamiento, el juez destacó que a cada uno de los detenidos había que imputar la comisión de cinco delitos de agresión sexual, uno como autor y otros cuatro como cooperador necesario de lo que hicieron los demás. Al respecto, el Código Penal otorga la misma pena para los autores que para los cooperadores necesarios, y en casos de agresión sexual las penas por cada delito oscilan entre 12 y 15 años de prisión. Además, el juez les procesaba por el robo con violencia del móvil, un delito que conlleva una pena de hasta 5 años. En septiembre, cuando los procesados volvieron a pedir la libertad, el juez se la denegó, y uno de los motivos que alegó fue el riesgo de fuga, ya que según las penas que se les podría imponer con arreglo a la calificación del auto de procesamiento, «podrían alcanzar los ochenta años de prisión».

El magistrado mantuvo ayer esta calificación en el cierre de la instrucción. Ahora fiscal, defensa y acusaciones tienen diez días para pronunciarse si quieren solicitar más pruebas y recurrir el auto, aunque lo más probable es que a estas alturas del procedimiento ya no se pidan más diligencias. El siguiente paso será que cada parte exponga sus conclusiones provisionales y solicite una condena. En el caso de las defensas, que siguen manteniendo que todo fue consentido, lo previsible es que soliciten la absolución.

La instrucción se ha dado por cerrada tras las dos pruebas practicadas la semana pasada. Una de ellas, la pericial psicológica a la denunciante, en la que no se apreciaron elementos para dudar de la credibilidad de su denuncia. Además, la pericial resaltaba que la joven madrileña de 19 años sufría un «shock postraumático» como consecuencia de los hechos. La última prueba fue la del análisis de las muestras de sangre tomadas en su día a la joven, que dieron negativo en burundanga según el estudio del Instituto Navarro de Medicina Legal.

Donde el juez sí cree que se pudo emplear esta sustancia u otra que anula la voluntad fue en la denuncia por abuso en Córdoba. El juez de Pamplona resaltó ayer que cuando el juzgado de Pozoblanco (Córdoba) acepte investigar la causa (aún no lo ha hecho tras dos semanas), le remitirá los vídeos y el informe policial.