Ideal

Acaba el motín del CIE madrileño de Aluche tras doce horas

vídeo

Internos del CIE de Aluche en la azotea del edificio. / RC

  • Los 30 internos que continuaban la protesta deponen su actitud y bajan del tejado. Medio centenar de inmigrantes pendientes de expulsión se subieron anoche a la azotea para reclamar su "libertad"

  • La Jefatura Superior de Policía de Madrid asegura que no consta que ningún inmigrante haya huido y que, por el momento, no hay heridos

Acaba el motín de los inmigrantes del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche, en Madrid, que anoche se amotinaron en la azotea del edificio y esta mañana "han reingresado al centro de forma voluntaria" minutos antes de las 9.30 horas.

Entre 40 y 60 inmigrantes, en su mayoría de origen argelino, se amotinaron a las 21.00 horas de la noche de este miércoles en las instalaciones del CIE de Aluche. Esta mañana, una treintena de ellos permanecía en la azotea, pero finalmente han depuesto su actitud y han bajado del tejado tras doce horas encaramados. El peso de las negocionaciones ha recaído en el Jefe de Policía de Madrid y en un miembro de la Embajada argelina.

El Director General de la Policía, Ignacio Cosidó, ha señalado que la protesta no se puede calificar de motín puesto que no ha habido "violencia extrema" por parte de los inmigrantes, que forzaron la puerta de acceso a la azotea donde han pasado la noche. Esta misma mañana, el Grupo Socialista ha registrado la solicitud de comparecencia urgente de Cosidó para responder por lo sucedido.

Según fuentes policiales, parte de los extranjeros que han protagonizado la revuelta, todos ellos pendientes de expulsión inmediata, subieron al tejado de las instalaciones situadas en la Avenida de los Poblados, que ha permanecido cortada por la Policía, al grito de "libertad" y "dignidad" al tiempo que comenzaron a arrojar piedras y mobiliario. Las instalaciones del centro están situadas a escasos metros de la antigua cárcel de Carabanchel. La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha informado de que no consta que ningún inmigrante haya huido y que tampoco hay heridos.

Agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP), antidisturbios, acordonaron la zona y vigilaron el desarrollo de la protesta. Buena parte de los efectivos de la UIP que llegaron a la Avenida de los Poblados procedían del despliegue en los alrededores del estadio Santiago Bernabeu, donde habían trabajado en el operativo de seguridad para controlar a los aficionados del Legia polaco.

Fuentes del Ayuntamiento de Madrid informaron de que la alcaldesa, Manuela Carmena, había llamado a la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa, para "expresar preocupación y apoyo en las labores de mediación y servicios de emergencia", lo que, añaden, "ha agradecido la Delegada del Gobierno". Por su parte, Javier Barbero, delegado del área de Salud, Seguridad y Emergencias, se desplazó al CIE de Aluche, desde donde expresó "el apoyo del Ayuntamiento de Madrid" a la Policía Nacional y personal de Ministerio de Interior, que negociaron los amotinados.

En el CIE de Aluche están ingresados cerca de 300 extranjeros en situación irregular pendientes de su deportación.

El pasado 6 de octubre, 67 extracomunitarios se fugaron, durante una revuelta similar, del CIE murciano de Sangonera. La mayoría de ellos fueron detenidos, pero los inmigrantes provocaron cinco heridos y destrozaron varias instalaciones del centro de detención. En agosto, en este mismo centro de Aluche 17 inmigrantes lograron fugarse tras limar los barrotes. Once de ellos fueron arrestados.