Ideal

Del rosa al amarillo

Una de las películas más representativas del cine español de los años sesenta era 'Del rosa al amarillo', de Manolo Summers. Tomo prestado este título para referirnos a la situación política de España y más en concreto a la del PSOE.

Después de un fin de semana tumultuoso, algunas cosas están claras : Susana Diaz es la que gana y el PSOE va a abstenerse en la investidura de Rajoy.

Esas son las conclusiones finales pero no hemos llegado todavia ahí.

De momento, Javier Fernández aparece como el representante de la gestora (¿alguien sabe quién integra esa gestora además de Javier Fernández), pero lo que está claro es que el PSOE acabará en manos de Susana Diaz. Pero para entronar a Susana Diaz hace falta un tiempo: será en un congreso del PSOE y, pese a los intentos de Pedro Sánchez, eso necesita algún tiempo. Dos inconvenientes tiene Susana:

1.- El caso de los ERES, del que puede salir algo salpicada. No olvidemos que fue Consejera con Griñan;

2.- No es diputada: no puede enfrentarse a Rajoy en el Congreso de los Diputados. Todavía nos acordamos de la moción de censura que tuvo que intentar Hernández Mancha para ponerse enfrente de Felipe González en el Congreso.

La segunda es que el PSOE tiene que pasar del "no es no" a la abstención, al menos de un numero de diputados suficiente para permitir la investidura de Rajoy.

Pero este es un proceso que llevará su tiempo, aunque no hay mucho. El tema tiene que estar resuelto para sl 31 de octubre o habrá terceras elecciones.Ya ha dicho Fernández que la decisión la tomará el Comité Federal cuando proceda. De momento, está dando pequeños pasos:

- el debate es si habrá o no terceras elecciones;

- la abstención no es equivalente al apoyo;

- prefiero mayoría simple de Rajoy a la mayoría absoluta de Rajoy;

- la abstencion en la investidura en modo alguno garantiza la estabilidad parlamentaria.

El pobre Fernández se ha encontrado con un partido más dificil de lo que pensaba. En la recepcion real del 12 de octubre, llamaba la atención lo compungido y preocupado que estaba.

Incluso algunos diputados socialistas se han manifestado abiertamente en contra de permitir un gobierno de la derecha y manifiestan su insistencia en el no .

Y amenaza con la disciplina de voto: exigir que se respete lo que diga el Comite Federal.

Pero todos son conscientes de que no pueden ir terceras elecciones y que eso pasa necesariamente por la abstención.

Pero al mismo tiempo, tienen que mantener la cara, no dando la impresión de que acuerde lo que acuerde el Comité Federal hay un conjunto de diputados que rompe la disciplina de voto y tienen que ser sancionados.

Hay que buscar la cuadratura del círculo: que el Comité Federal acuerde la abstencion del PSOE pero al mismo tiempo dé libertad de voto a aquellos partidos federados que puedan sostener otra cosa, como el Partido Socialista Catalán o el balear.

Y todos contentos:

Habrá gobierno.

No habrá terceras elecciones.

Nadie tiene que romper la disciplina de voto.

Se permite mantener el no a aquellas regiones mas díscolas.

Esta es mi apuesta: habemus gobierno con la abstención substancial del PSOE pero manteniendo la posibilidad de votar no a aquellos territorios más reticentes, permitiendo salvar la cara a algunos diputados que se han manifestado más claramente pro Sánchez y anti Rajoy como Iceta, en su patética intervención en la Fiesta de la Rosa, en Barcelona ("Pedro, Líbranos de Mariano Rajoy"). ¿Con qué cara iban a abstenerse aquellos diputados que actuaban como martillo del no es no?