Ideal

Armengol traslada a Javier Fernández su 'no' a Rajoy: «La militancia debe tener la palabra»

Los presidentes de Canarias, Fernando Clavijo (i); Extremadura, Guillermo Fernández Vara y Baleares, Francina Armengol.
Los presidentes de Canarias, Fernando Clavijo (i); Extremadura, Guillermo Fernández Vara y Baleares, Francina Armengol. / Juanjo Martín (Efe)
  • Los socialistas no han decidido si votarán unidos en caso de abstención y Fernández cree que le entienden mejor fuera del partido que dentro

La presidenta del Govern, Francina Armengol, una de las voces que con más ha defendido que el PSOE intentara un Gobierno alternativo, ha trasladado al presidente de la gestora, Javier Fernández, su 'no' a la investidura de Mariano Rajoy y ha insistido en que la militancia "debe tener la palabra".

Así lo ha dado a conocer Armengol a través de su cuenta de 'twitter' tras participar en la recepción tradicional que los Reyes ofrecen a una amplia representación de la sociedad española y que este año ha congregado a unos 1.300 invitados en el Palacio Real. La jefa del Ejecutivo balear ha lamentado asimismo que Fernández haya abierto el debate sobre la abstención antes en los medios que dentro del partido.

Por su parte, Fernández, presidente también del Principado de Asturias, no ha dado por hecho en conversación informal con los periodistas que los socialistas vayan a abstenerse en un eventual debate de investidura con Rajoy como candidato.

Ninguno de los barones socialistas que han acudido a la recepción ha podido avanzar de manera explícita que el PSOE vaya a permitir, con su abstención, que Rajoy siga gobernando. Sin embargo, sí que se han mostrado convencidos de que no habrá terceras elecciones.

Lo que no tienen nada claro los socialistas es la fórmula que utilizarán en caso de que decidan permitir a Rajoy gobernar, es decir si se dará la instrucción de que el grupo parlamentario vote en bloque una abstención o si bastaría con que se abstuvieran aquellos diputados que forman parte de la dirección del Grupo Parlamentario o que ostentan algún cargo en la Cámara Baja, con tal de que sumasen al menos las 11 abstenciones que se precisan para que Rajoy tuviera más votos a favor que en contra.

Antes de mezclarse con el resto de los invitados, los miembros del Gobierno, presidentes autonómicos y máximos representantes de los poderes del Estado han permanecido en un salón separado del comedor de gala, adonde iban llegan el resto de invitados tras haber ido saludando en fila a los Reyes Felipe y Letizia en el Salón del Trono.