Ideal

Dos ancianos sordomudos y analfabetos, iban a ser desahuciados por firmar un aval a su hijo

Dos ancianos sordomudos y analfabetos, iban a ser desahuciados por firmar un aval a su hijo
  • La historia de María del Carmen Lebrón y Antonio Pleguezuelo, de 81 y 76 años respectivamente, está dando la vuelta al país | Su hijo mediano, Benjamín, lanza una campaña en ‘Change.org’ que se acerca a las 200.000 firmas

Dos ancianos analfabetos y sordomudos se enfrentaban a la crudeza de un desahucio, hasta que el banco responsable ha decidido cancelar el proceso. El matrimonio, que no sabe leer y tampoco conocen el lenguaje de signos, avaló un préstamo hipotecario de uno de sus hijos sin saber qué estaban firmando. Ella, de 81 años, y él, de 76, están obligados a abandonar su casa de Pinto, donde residen desde hace una cincuentena de años.

Su caso está dando la vuelta al país. Cuentan con una discapacidad del 70 por ciento y necesitan ayuda para los trámites diarios. Así lo corrobora su propio hijo mediano, Benjamín, de 43 años. Su hermano Goyo, de 37, hizo que sus padres firmaran la documentación en 2005 para adquirir una vivienda que dejó de pagar tras quedar en paro.

La deuda asciende a 102.000 euros y la entidad bancaria Bankia busca saldar la deuda con la venta de un inmueble adquirido en 1969.

El propio Benjamín descubrió la carta donde se apercibía de tal situación. “Mi hermano no les dijo que estaban firmando un aval y las consecuencias que podría tener”, recalca el hombre, quien reconoce que sus padres firmaron también en otra ocasión en 2010 para una ampliación del préstamo.

Ahora los familiares han interpuesto un recurso ante la Audiencia Provincial de Madrid tras ser rechazada en primera instancia su petición de nulidad del préstamo hipotecario por ser sin consentimiento. Ahora la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y su hijo mediano buscan que sus padres puedan recibir un alquiler social. También una petición a través de la plataforma ‘Change.org’, puesta en marcha por su hijo para que Bankia no les desahucie acumula más de 190.000 firmas, quedándose a poco menos de 10.000 de llegar al tope de las 200.000.