Ideal

Salen a la luz los detalles del secuestro y asesinato de María Villar

Salen a la luz los detalles del secuestro y asesinato de María Villar
  • Las autoridades mexicanas confirman que el día 14 de septiembre "se realizaron llamadas para negociar el pago del rescate" desde una cárcel concreta del país

Con el paso de los días se van esclareciendo los hechos que desembocaron en el asesinato de la sobrina de Ángel María Villar, María Villar. Según confirmaron fuentes oficiales en un comunicado emitido por Televisa, el presunto líder de la banda que la secuestró y acabó con su vida es un recluso que dirigió la operación desde prisión. Tras recibir dos pruebas de vida, su cuerpo fue hallado maniatado y con una bolsa en la cabeza. Ahora la investigación mantiene su curso.

Las investigaciones han corroborado que tres miembros de esta banda criminal se reunieron el pasado 13 de septiembre en las cercanías de la estación Auditorio del Metro y acordaron llevar a cabo un secuestro exprés en Santa Fe. El día 14, desde el presidio, “se hicieron llamadas para negociar el pago del rescate”. “Se acordó que serían unos 3.000 euros que se entregarían en la colonia Santa Cruz Meyehualco, en un lugar próximo a la casa de Óscar Saúl Roldán Rodríguez (único detenido hasta el momento), en Iztapalapa. Tras el cobro, fueron a otro cajero allí y retiraron unos 138 euros de una tarjeta bancaria. Después asesinaron a María Villar”, corroboran.

El día 13 de septiembre, María Villar salía de un centro comercial y se dirigió hacia una para de taxis para ir a casa. Dentro de éste llamó a su marido, colgó y poco después arrancó la pesadilla. Un individuo asaltó el coche y junto con el conductor la lograron inmovilizar “después de un forcejeo”.

Una pistola eléctrica y la propia fuerza de los individuos permitieron apresarla. Esa noche la pasaron escondidos. Al día siguiente contactaron con la familia para pedir el rescate “sustancialmente menor a lo exigido en un principio” y facilitaron una prueba de vida. Al entregarlo consiguieron otra, pero fue la última.