Ideal

El Ayuntamiento de Barcelona rechaza retirar la estatua de Colón

Estatua de Colón en Barcelona.
Estatua de Colón en Barcelona. / Alberto Estévez (Efe)
  • El 12 de octubre seguirá siendo festivo, a pesar de la oposición de la CUP

Colón seguirá en Barcelona. El pleno del Ayuntamiento de la ciudad ha tumbado esta mañana la propuesta de la CUP de retirar la estatua de Cristóbal Colón, que se levantó en 1888 al final de la Ramblas, junto al Puerto.

CiU, Ciudadanos, PSC y PP han votado en contra y Barcelona en Comú y ERC se han abstenido a la iniciativa de la formación anticapitalista, que considera colonialista, exclavista e imperialista al marino genovés y critica que el monumento hace un “enaltecimiento de la conquista de América” y simboliza el sometimiento de las poblaciones indígenas de América Latina.

En el debate, Ciudadanos ha instado a la CUP a que deje de hacer el ridículo y le ha propuesto, en tono irónico, que además de la estatua de Colón, impulse el cambio de nombre de la Vía Layetana, porque como esclavistas, los romanos nadie. En la misma línea burlona, el PP ha sugerido que se proponga la deconstrucción de la Sagrada Familia, en aras de la laicidad, o se proponga el derribo de las pirámides de Egipto o el Acueducto de Segovia, porque también fueron levantados por esclavos.

El plenario ha rechazado asimismo la propuesta cupera de declarar día laborable el 12 de octubre como proposición anticolonial y antifascista.

El consistorio barcelonés ha decidido eso sí sustituir el nombre del salón de plenos. Hasta la fecha se llamaba Reina Regente y a partir de ahora llevará el nombre de Carles Pi i Sunyer, alcalde de Barcelona en 1934 y 1936, y presidente de Esquerra Republicana entre 1933 y 1935. Han votado a favor Barcelona en Comú, ERC, PSC, CiU y la CUP y se han opuesto Ciudadanos y el PP. Se trata de una nueva iniciativa del gobierno municipal que ha iniciado una cruzada antiborbónica: retiró el busto del rey Juan Carlos I del salón de plenos y ha sustituido algunas calles de la ciudad que llevaban nombres monárquicos.