Ideal

vídeo

Susana Díaz entregó a Vernónica Pérez la dirección del poderoso PSOE sevillano en 2013. / Archivo | Vídeo: Atlas

«Yo soy ahora la única autoridad del PSOE»

  • Verónica Pérez, mano derecha de la presidenta del Gobierno andaluz, fue elegida por Susana Díaz para tomar las riendas del poderoso PSOE sevillano

Pocos en el partido fuera de Andalucía conocían a Verónica Pérez, secretaria provincial del todopoderoso PSOE de Sevilla, hasta que esta mañana la escucharon asegurar con voz clara “en este momento la única autoridad del PSOE soy yo”. Su nombre se postuló como una de las posibles sucesoras de la presidenta andaluza Susana Díaz en el caso de que esta diera el salto a Madrid, pero hasta el momento era una auténtica desconocida de la que apenas se sabía que era la mano derecha de la baronesa andaluza y que sus trayectorias políticas habían discurrido paralelas.

Sevillana del Aljarafe, esa zona dormitorio de la capital hispalense, Pérez fue la elegida por Díaz para tomar las riendas del PSOE sevillano, la agrupación más potente del partido, después del virulento conflicto que enfrentó a la presidenta andaluza con su padrino, el ahora caído en desgracia José Antonio Viera. Y ella aceptó el reto, llevando a los socialistas sevillanos a una etapa de consenso no vista desde hacía tiempo.

A sus 38 años, ésta separada madre de dos hijos vive con auténtica “tristeza” la etapa actual de un partido al que se unió con apenas 14 años, cuando empezó a militar en las Juventudes Socialistas, y al que según su entorno quiere “casi como a su familia directa”. Sería en esa militancia adolescente donde coincidiría con Susana Díaz, con quien más tarde daría el paso hacia el PSOE nada más cumplir 18 años.

En este tiempo, ha sido concejal en San Juan de Aznalfarache (Sevilla) y diputada en el Parlamento andaluz, donde ahora obstenta el puesto de secretaria primera de la mesa. En el terreno orgánico, ha pasado de llevar los temas de medio ambiente y ordenación territorial en la ejecutiva regional a encabezar el PSOE sevillano, siendo desde ahí una de las elegidas por Díaz para ascender a la dirección federal de Pedro Sánchez como presidenta del comité federal. El puesto desde donde ahora dice ser la única líder legitimada del partido.

Su nombre empezó a ser conocido la noche electoral del pasado domingo, cuando se descolgó con un crítico mensaje en las redes sociales, antes de que hablara ningún dirigente de su partido. «Harta de “resultados históricos” del partido al que quiero tanto, harta de volver a pulverizar nuestros peores resultados...Y ahora qué?», escribió. El futuro del partido pasa ahora por sus manos.