Ideal

Primer caso de una víctima de la burundanga en España

Primer caso de una víctima de la burundanga en España
  • Fue su exmarido el que, presuntamente, le suministró esta droga que anula la voluntad del individuo

Una mujer de 36 años que acudió a un hospital de Palma de Mallorca en estado de confusión, con las pupilas dilatadas y caminando de forma inestable ha sido confirmado como el primer caso de una víctima de la burundanga en España. Los hechos sucedieron hace meses, pero el positivo por 'escopolamina' -nombre técnico del compuesto principal de esta droga- se ha dado a conocer aportando detalles del análisis por 'Medicina Clínica'.

Fue el propio exmarido de la víctima el que confesó, dos días después de los hechos, haber echado una sustancia química que había comprado por Internet en la bebida de su exmujer. En base a esto, se hicieron anállisis por cromatografía de gases acoplada a espectrometría de masas, un procedimiento extremadamente complejo ya que por métodos habituales la burundanga no aparecería en los resultados.

La escopolamina solo se puede detectar unas seis horas después del consumo. Más tarde, resulta prácticamente imposible, por lo que muchos de los casos de posibles intoxicados quedan sin ser confirmados cuando acuden a un hospital.

Los efectos de esta sustancia en el organismo se caracterizan por generar un estado de confusión y la increíble capacidad de anular completamente la voluntad de la víctima, haciendo que esta obedezca todo tipo de órdenes sin planteárselas si quiera mientras mantiene un aparente estado normal.

La policía investiga y da a conocer el caso, si bien pretende dejar claro que es un hecho aislado para no generar ningún tipo de alarma en la sociedad. Esta droga es poco conocida en España, teniendo principal incidencia en algunos países de Latinoamérica.