Ideal

Los presuntos violadores de los Sanfermines: «Ella dijo que podía con cinco y lo que hiciese falta»

Los presuntos violadores de los Sanfermines: «Ella dijo que podía con cinco y lo que hiciese falta»
  • Aseguran que la joven madrileña de 18 años, víctima de violación en Pamplona este pasado verano, “era el centro” y que “si llega a decir que no, hubiésemos parado” pero “participó como una más”

Uno de los sucesos que han conmocionado a la sociedad española durante este verano fue la violación múltiple que sufrió una joven madrileña en Pamplona durante la celebración de los Sanfermines. Ahora ha trascendido la declaración de uno de los cinco jóvenes sevillanos acusados que data del pasado dos de septiembre. “Me dijo: Eso me da igual, yo puedo con dos, con cinco y con lo que haga falta”, relató.

Según su versión, la víctima “al principio se sentó conmigo para hablar de la fiesta” y comenzaron a entablar una conversación. “Me presenté y le pregunté que qué hacía sola. Me dijo que su primo y su amigo se habían ido a dormir y que ella quería seguir de fiesta”, describió acercándose al relato que en su día facilitó la joven, quien manifestó haberse sentado en un banco tras haberse perdido. “Había un chico en el banco en el que me senté y estaba hablando con otros tres más, que estaban de pie. Me preguntó qué hacía en San Fermín, mi nombre y de dónde era…tenía acento andaluz”, había narrado ella.

Sin embargo, las versiones distan desde ese momento. El acusado reconoció que “la conversación se fue calentado”. “Cuando le dije que era sevillano me dijo: ¡Ah! Me encanta vuestro acento, cómo sois, nunca he estado con un sevillano (…) Le dije que no estaba con un sevillano normal, que yo era cinturón negro comiendo coños. Ella soltó una carcajada y dijo que las cosas habría que demostrarlas”, señaló.

Fue en ese momento cuando, según el testimonio del acusado, éste advirtió a la joven de que eran cinco y ella aseguró que podía “con dos, con cinco y con lo que haga falta”. Pero ella sostiene que los jóvenes se ofrecieron para acompañarla porque ellos también iban a pasar la noche en su coche. “No me dijeron dónde tenían su coche ni cómo se llamaban. Tres iban por delante mientras iba hablando por detrás con el que tenía un reloj con la esfera muy grande”, aseguró.

En su defensa, los investigados añaden que la joven “estaba tan metida en encontrar un lugar como nosotros”. Ella sigue manteniendo que la rodearon “los cuatro” y “la tiraron al suelo”. “Me quitaron el sujetador y me sujetaban la boca para que les hiciera una felación. Posteriormente me penetraron los cuatro”, algo que niega tajantemente el supuesto violador.

“Se empezó a besar con uno y a levantarle la camiseta. Me acerqué por detrás a darle besos en el cuello y ella fue decidiendo con quién estaba en cada momento. Era el centro. Ni la agarramos, ni la hicimos sentir mal…todo lo contrario. Si llega a decir que no, hubiésemos parado, pero ella participaba como una más”, sostuvo.