Ideal

El PSOE solicita personarse como acusación particular en el 'caso Barberá'

Rita Barberá.
Rita Barberá. / Miguel Ángel Polo (Efe)
  • Los socialistas buscarán fórmulas para el cese temporal de la exregidora, si bien eso no sería posible antes de que el Supremo solicite el suplicatorio al Senado para poderla investigar y sea concedido

El portavoz del grupo socialista en el Senado, Óscar López, ha avanzado hoy que el PSOE ha pedido al Tribunal Supremo personarse como acusación particular en la causa sobre Rita Barberá, a quien se investigará por su papel en un presunto caso de blanqueo en el Ayuntamiento de Valencia.

López, en declaraciones a los medios, ha mencionado esta medida como una más de las que está estudiando su grupo en el Senado para conseguir que la senadora valenciana renuncie al acta y deje de dar "una imagen horrible" de la Cámara Alta.

Tras las palabras de López a los periodistas, fuentes de la dirección del grupo socialista han precisado que la solicitud para personarse como acusación particular en el Supremo se formalizó ayer, por lo que queda esperar la decisión del Tribunal al respecto.

De momento, lo que ha hecho el Supremo es decidir que investigará a Barberá, que es senadora, y por tanto, aforada, acerca de su relación con una trama de financiación en el grupo popular en el Ayuntamiento valenciano, supuestamente cometida cuando era alcaldesa. Se trata de una pieza del caso Imelsa que instruye la justicia en Valencia, y que se refiere a un presunto caso de blanqueo de capitales.

Opciones

Además de la personación en el Supremo, el grupo socialista está estudiando el reglamento del Senado para dilucidar si pide la suspensión cautelar de Barberá como senadora cuando llegue el suplicatorio del Supremo a la Cámara, que es el paso indispensable para que este tribunal juzgue a la exalcaldesa. El portavoz socialista ha dejado abierta esa puerta ("es muy probable que lo hagamos", ha dicho), aunque llevarse a cabo dependerá de la mayoría del PP en la Cámara.

Sin embargo, el dirigente del PSOE ha citado otras opciones encaminadas a lograr que Barberá abandone el Senado. Porque su decisión de causar baja en el PP, y a la vez de no dimitir del escaño, es "pésima", a su juicio, y no sólo para el PP, sino para el Senado y "para la política en general". "Será sonrojante verla en el Grupo Mixto", ha apostillado. Precisamente ayer Barberá cursó su baja del grupo popular en el Senado y su petición de alta en el Mixto.

Tras enumerar las diferentes opciones que se están barajando para que la exregidora renuncie al acta, entre ellas la propuesta que en ese sentido maneja Les Corts Valencianes (el escaño de Barberá procede de su designación), López ha insistido en que ha de ser el líder del PP, Mariano Rajoy, quien "públicamente" ha de exigir que deje el Senado. "No vale que no tiene autoridad sobre ella; al menos que lo intente, sería un buen mensaje", ha asegurado en relación a las palabras que esgrimió el líder de los populares el viernes pasado, cuando evitó pedirle el escaño al alegar que ya no es militante de su partido, y en consecuencia, carece de autoridad sobre ella.

Independientemente de lo que haga Rajoy, el portavoz socialista ha confirmado que mañana mismo su grupo registrará la moción para suprimir aforamientos que ya presentó ante el pleno durante la breve legislatura pasada. "Espero que el PP se moje", ha añadido. La moción podría debatirse en el pleno de la semana que viene, según ha apuntado. El PSOE, en definitiva, está haciendo "cuanto está en su mano" para que Barberá no sea senadora. No ha eludido criticar la actuación del PP al respecto, y así, ha recalcado que en dicha formación puede "haber miedo" a hacerlo.