Ideal

de casta le viene al galgo

Eppur si muove

Dice la leyenda que esta frase la pronunció Galileo Galilei, cuando renunció a su teoria heliocéntrica ante un tribunal de la Santa Inquisicion. Y sin embargo, se mueve, habría dicho por lo bajini. Hay quien dice que no es cierto, que no habría tenido valor -él ni nadie- para hacer tal cosa. Con la Inquisicion no se juega (o no se jugaba).El PP ha abjurado de la corrupción. Primero se ha desmarcado de todos los casos anteriores:

- Rato: aunque era Vicepresidente económico, aspirante a sustitiuir a Aznar, y representante (y estandarte) económico del partido, todo lo que haya podido hacer es cosa suya, incluso en Bankia, aunque el partido haya tenido que dar la batalla para nombrarle (frente a Ignacio González, que tambien tiene lo suyo);

- Bárcenas: el tesorero. Aunque era el que llevaba la contabilidad, las mangancias que pudiera haber cometido son un asunto estrictamente personal;

- Granados: ex alcalde de Pinto, ex Secretario General del PP de Madrid, consejero de Esperanza Aguirre, vinculado a numerosos escandalos, todo fue cosa suya;

- Alcalde de granada: ya desisto de entender de que se le acusa;

- Correa/el bigotes: untaron a mucha gente en el partido, se enriquecieron, se llevaron por delante a un ministra, pero el partido es realmente el perjudicado por estos desalmados;

- Camps: se le investigó por unos trajecillos de nada;

- Matas: a pesar de ser presidente regional y ministro, su corrupcion era meramente personal...

Y todos o casi todos presuntos, no se crean. El calvario en muchos casos empieza ahora.

Todos eran casos aislados, sólo imputables a la avaricia de unos desalmados que se aprovecharon del partido.

Luego ha pactado con Ciudadanos para la investidura de Rajoy: ya está limpio. Su compromiso contra la corrupción es total.

Nada que ver con el pasado y compromiso firme a futuro. La lucha contra la corrupción es el objeto principal del pacto.

Pero la lucha contra la corrupción es como coger agua con las manos, se escapa por todos lados:

caso Soria: Soria, dimitido por su involucracion en paraísos fiscales y por haber mentido con cierto descaro, es propuesto por el Gobierno (que no hombre, por decisión personal de De Guindos, sin que Rajoy supiera nada) para el Banco Mundial;

- Rita Barbera es imputada por el Tribunal Supremo por blanqueo de capitales;

- Jucio Gürtel: empieza a mediados de septiembre.

En suma, el PP no tiene nada que ver ya con la corrupción. Eppur si muove, y sin embargo se mueve.

Pero la gente sigue votándoles. Las elecciones son como el agua del Jordán que lo limpia casi todo. Pero no todo. Cambiemos a Rajoy por otro. Ya he citado otra vez la descripción que de Rajoy hizo hace años Jose Maria Garcia en una entrevista: Rajoy es como el agua: por donde pasa no mancha pero tampoco limpia. Y el PP necesita que se limpie.

Insisto: esto se arreglaría un poco si sustituimos al cabeza de cartel por alguien que no tenga mucho que ver con la historia del partido, que lo cambie de arriba a abajo.

Y del otro ni hablamos: no hay ni que esperar a que se estrelle en las gallegas ni en las vascas para cambiarlo.

Ya lo ha dicho Felipe González: si nos llevan a otras elecciones, habría que cambiar de candidatos.

Como dijo Lampedusa en El gatopardo es necesario que algo cambie para que todo siga igual. Si quieren sobrevivir los partidos a una hecatombe, tienen que cambiar algo. Empecemos por los cabezas de cartel.