Ideal

Prohíben a un marroquí acercarse a las Iglesias porque quemó una Virgen

Estado en el que quedó la imagen
Estado en el que quedó la imagen / Foto: Diario de Navarra
  • El hombre atacó varias imágenes de la Virgen en la Iglesia de Fontellas, Tudela

Un hombre de origen marroquí ha sido detenido y juzgado por el Juzgado de Instrucción número 3 de Tudela, después de que quemara el pasado jueves 8 de septiembre varias imágenes de la Virgen en la Iglesia de Fontellas. Al parecer el detenido entró en la Iglesia y empezó a destrozar las esculturas para finalmente quemarlas.

No obstante, según se recoge en el auto, no sería la primera vez que el joven marroquí atenta contra una iglesia, ya que se investigan hechos similares cometidos durante las últimas fechas en iglesias de otras localidades cercanas, que al parecer verbalmente ha admitido hacer él así como también posibles daños a viviendas que poseían banderas con símbolos religiosos, por lo que todo parece indicar que existe en él una conducta de radicalización religiosa que muestra también su declaración asegurando “haberse ganado el cielo”.

El auto también determina que el detenido ha presentado “un cambio de actitud” en los últimos meses, “de llevar una vida totalmente normal, sin incidentes conocidos, en los últimas fechas, y tras un reciente viaje aprovechando las vacaciones estivales a su país de origen, Marruecos” comenzó a mostrar una actitud radical de carácter religioso, manifestada por los ataques y los comentarios anteriormente mencionados.

El delito que se le imputa es "un daño no sólo material contra un patrimonio histórico cultural dado su valor económico y su valor para la mayoría de la localidad, así como un daño moral, en un momento de difícil control de determinadas acciones más o menos coordinadas por parte de una facción Islámica contraria a los valores religiosos occidentales", según recoge el auto, por lo que "procede imponer la medida de prohibición de acercarse a menos de 10 metros o entrar en edificios, centros o lugares que tengan uso de culto religioso católico, así como cualquier acto de este contenido, estando vigente esta medida hasta la finalización de la causa bien por archivo bien por sentencia firme", con el fin de que se "reiteren estas acciones, que con mayor o menos interés económico, vienen a producir una desazón e incluso indignación en las localidades donde se han producido”, sostiene.