Ideal

Airbus admitió en marzo fallos en el A400M

Imagen del Airbus 400M
Imagen del Airbus 400M / Defensa
  • La compañía reconoció fallos "industriales" y "técnicos" en los aparatos tras las quejas recibidas desde el Ministerio de Defensa alemán

La empresa Airbus admitió el pasado mes de marzo fallos "industriales" y "técnicos" en el Airbus A-400M, el modelo de avión de transporte militar que se ha estrellado hoy en Sevilla con seis ocupantes a bordo.

más información

En una rueda de prensa el pasado 6 de marzo, el nuevo responsable del programa A-400M de la compañía, Fernando Alonso, reconoció la existencia de fallos importantes en el modelo tras las quejas recibidas desde el Ministerio de Defensa alemán, que había protestado tras detectar hasta 800 errores en el primer aparato recibido. Airbus emitió igualmente un comunicado en el que admitía una "evolución negativa en costes y riesgos" en relación a la fabricación de los aparatos y anunciaba que el programa sufriría importantes retrasos.

Precisamente, los problemas en la fabricación de los A-400M habían provocado en el mes de enero la salida de Domingo Ureña, vicepresidente de la división de aeronáutica militar, que fue sustituido por Alonso al frente del programa. En ese encuentro con la prensa de marzo, Alonso defendió el trabajo realizado en la planta española y achacó los problemas detectados a las partes del avión que llegan desde otros lugares de Europa, asegurando que se trata de piezas "sin terminar" que se reciben en la planta de ensamblaje final de los A-400M que la compañía Airbus tiene ubicada en Sevilla.

La planta de la capital andaluza, donde son además probados los aparatos en el aeropuerto de San Pablo antes de ser entregados al destinatario final, forma parte de un programa internacional en el que participan siete países. El objetivo de dicho programa es fabricar 170 unidades de este avión militar de transporte para que puedan sustituir a las envejecidas flotas europeas de aviones Hércules y Transall. En concreto, Airbus ha confirmado que el aparato siniestrado en Sevilla es un A-400M con número de serie MSN23 cuyo cliente final era Turquía.