Ideal

IU se niega a renunciar a sus siglas en la Comunidad de Madrid

Tania Sánchez y Mauricio Valiente
Tania Sánchez y Mauricio Valiente / EFE
  • La Presidencia federal abre expedientes a los portavoces en la Asamblea y en el Ayuntamiento pero rechaza expulsarlos e intervenir el partido en la región, tal y como defendía un sector próximo a Tania Sánchez

La dirección federal de Izquierda Unida se vio ayer obligada a intervenir en la guerra interna que vive el partido en la Comunidad de Madrid, y que amenaza con lastrar las expectativas electorales autonómicas y municipales en esta región. Uno de los principales asuntos tratados giró en torno al modo de participación de IU en una posible coalición de izquierda para pelear por la presidencia de la Comunidad de Madrid. La dirección federal rechazó la fórmula de partido instrumental propuesta por Podemos y Ganemos.

Es decir, IU sólo pactará si en la fórmula resultante figuran sus siglas. En caso de que esto no sea posible, la formación concurrirá por sí sola a los comicios de mayo. Esta decisión va en contra de la posición que ha mantenido Tania Sánchez, candidata de la formación a la Comunidad. Sánchez se ha mostrado hasta ahora a favor de formar una candidatura de unidad ciudadana con el resto de fuerzas de izquierda , al estilo de lo pactado con Podemos y Ganemos.

En un segundo debate, la ejecutiva federal desautorizó y abrió expediente a los portavoces municipal y autonómico en Madrid, Ángel Pérez y Gregorio Gordo. Ambos cargos están salpicados por el 'caso Bankia', ya que fueron coordinadores regionales durante el periodo en que consejeros de la entidad bancaria nombrados a instancias de IU se beneficiaron del uso de las 'tarjetas black'. Gordo y Pérez niegan responsabilidad alguna en este escándalo y se han negado a presentar sus renuncias en el partido. A partir de ahora, ninguno hablará ya en nombre del partido. Desde la dirección federal se convocará un congreso regional en el que se elegirá a los nuevos líderes del partido en el ayuntamiento y la cámara autonómica.

Frente a esta posición que finalmente se ha impuesto, otro sector de Izquierda Unida , próximo a la candidata a la comunidad Tania Sánchez, apostó por una acción más drástica y que la dirección federal asumiera el poder directo en Madrid.