Ideal

Sánchez se siente legitimado y entiende que Díaz pueda adelantar las elecciones

vídeo

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez. / Efe | Atlas

  • El secretario general de los socialistas considera que "no es malo que haya muchos líderes en el PSOE"

Pedro Sánchez se siente "más que legitimado" para liderar a los socialistas tras haber recibido el apoyo de la militancia. El secretario general del PSOE ha querido además labar la excelente relación que le une con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz. "Tengo una buena relación con Susana Díaz. Tengo una excelente relación, sobre todo política".

En una entrevista de Rac1, Pedro Sánchez ha insistido que "el adversario es Mariano Rajoy", y ha recordado que no es malo para el PSOE que hayan "muchos líderes". "El PSOE fue grande cuando tuvo muchos líderes", ha afirmado.

Sobre el posible adelanto electoral en Andalucía, el secretario general de los socialistas ha desvelado que este miércoles mantuvo una conversación con Susana Díaz y ha considerado que existen "razones objetivas" para que esta esté "meditando" avanzar los comicios.

Referéndum andaluz

Por último, ha hablado de la situación andaluza y de la relación entre el PSOE e IU. "No tiene sentido que, tras aprobar unos presupuestos, IU plantee un referéndum sobre la idoneidad de seguir o no (en el Gobierno andaluz junto al PSOE)".

"Hay que ser serios y hay elementos que IU debería considerar y debería ser consciente de que estar en el Gobierno significa un plus de responsabilidad", ha añadido en relación a la consulta que IU quiere hacer a sus militantes sobre si debe continuar o no dando apoyo a los socialistas en el Ejecutivo de la Junta.

Situación en Cataluña

Sánchez también ha descartado que en la reforma constitucional que defiende su partido se incluya que Cataluña cuente con un sistema de financiación como el del País Vasco, con un concierto económico.

En cambio, sí se ha mostrado partidario de blindar las competencias autonómicas en educación y cultura y respetar el modelo de inmersión lingüística y el uso del catalán como lengua vehicular en el sistema educativo.

Sánchez ha dicho que su partido se toma "muy seriamente" la movilización del 9-N, pero ha expresado su oposición a los planteamientos de CiU y ERC, y también al inmovilismo del Gobierno central.