Ideal

García Margallo refuerza los lazos con Egipto frente a la inestabilidad en Oriente Medio

García Margallo se entrevistó cerca de una hora con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi.
García Margallo se entrevistó cerca de una hora con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi. / Efe
  • Entre los intereses comunes, el ministro egipcio de Exteriores citó la lucha contra el terrorismo y la cuestión libia

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, se ha mostrado decidido a reforzar los lazos con Egipto para hacer frente a los problemas de inestabilidad en el norte de África y Oriente Medio.

De visita en El Cairo, García Margallo se entrevistó cerca de una hora con el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, con quien ya se había reunido en julio pasado.

Esta vez el ministro dijo haber trasladado una invitación al mandatario, que recientemente estuvo en Italia y Francia, para que viaje a España "lo antes posible", en una fecha que se concretará teniendo en cuenta las agendas de la Casa Real y del presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

En declaraciones a la prensa, el ministro de Exteriores calificó de "magníficas" las relaciones entre los dos países en el plano político, lo que -dijo- permitirá una "estrecha colaboración" para intentar resolver los problemas de la región. La visita de García Margallo , que a partir del 11 de enero viajará a Jordania, Palestina e Israel, se produce antes de que el día 1 España inicie su periodo de dos años como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

A la espera de que Egipto se incorpore al mismo en 2016, aspiración que comparte con Senegal en el área africana (Chad y Nigeria concluyen su bienio en 2015 y, por el momento, no hay más candidatos), España pretende mantener con las autoridades egipcias un "contacto periódico, estructurado y regular", según Margallo .

El ministro aseguró que también mantendrán contactos en Bruselas y, en ese sentido, ofreció la ayuda de España, como país mediterráneo dentro de la Unión Europea, para hacer de puente entre Egipto y las instituciones europeas.

Además de los lazos políticos, García Margallo abordó con Al Sisi y su homólogo egipcio, Sameh Shukri, asuntos económicos pendientes como la paralización de la planta de licuefacción de gas en Damieta (en el norte de Egipto) de Unión Fenosa Gas desde mediados de 2012.

El español confirmó la presencia de su país en la conferencia económica internacional de apoyo a Egipto prevista para marzo. Negó, en cambio, que hubieran hablado de la situación de los Hermanos Musulmanes en el país árabe, declarados terroristas y perseguidos desde el golpe de Estado contra el islamista Mohamed Mursi el 3 de julio de 2013.

Por su parte, Shukri advirtió de que la seguridad en el sur del mar Mediterráneo afecta a la estabilidad de toda la región, insistiendo en que Madrid y El Cairo deben mantener unas "buenas relaciones". Entre los intereses comunes, el ministro egipcio de Exteriores citó la lucha contra el terrorismo y la cuestión libia.

Al respecto, García Margallo recordó que España se ha comprometido a desplegar en unos días a trescientos militares para formar a las fuerzas iraquíes que combaten contra el grupo yihadista Estado Islámico, que también opera en Siria. Sobre Libia, que comparte frontera con Egipto y cuya inseguridad es un motivo de preocupación para España por el riesgo de contagio en el norte de África, García Margallo defendió los esfuerzos del español Bernardino León, enviado especial del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, para que las partes en conflicto lleven a cabo un diálogo nacional que propicie la reconciliación en el país.

También señaló que "hay serias esperanzas de que se resuelva el conflicto nuclear con Irán", al tiempo que instó a evitar "movimientos unilaterales que dificulten o imposibiliten" la solución de los dos estados para palestinos e israelíes, en alusión a la ampliación de los asentamientos judíos y los intentos palestinos de "judicializar" el conflicto. García Margallo tiene previsto analizar estas y otras cuestiones regionales mañana con el secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi.