Ideal

El 'pequeño Nicolás' usó el nombre de un amigo para ir a la proclamación del Rey

El 'pequeño Nicolás', tras saludar a los Reyes.
El 'pequeño Nicolás', tras saludar a los Reyes. / Efe
  • Francisco Nicolás Gómez Iglesias asegura que fue la Zarzuela la que le aconsejó que utilizara otro nombre para acudir a ese acto

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el 'pequeño Nicolás', aseguró a la Policía que utilizó el nombre de un amigo para entrar en la proclamación del Rey Felipe VI en el Palacio Real, a donde pudo acceder sin que en ninguno de los controles, según él, le pidieran ninguna documentación.

Según el sumario, el 'pequeño Nicolás' aseguró a los agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía, tras ser detenido el 14 de octubre en Madrid, que nunca ha falsificado ningún pase para entrar en algún evento público, pero que sí utilizó el nombre de un amigo para asistir a la proclamación del Rey el 19 de junio.

Francisco Nicolás revela a los agentes que ese amigo se llama Álvaro de Pedroso y que fue la Zarzuela la que le aconsejó, según afirma a la Policía, que utilizara el nombre de otra persona para entrar en ese acto.

En un primer momento, el 'pequeño Nicolás' llamó a Zarzuela para solicitar una invitación a petición de la empresaria Catalina Hoffmann, fundadora de Vitalia -una red de centros de día para mayores-, que es respondida afirmativa por Protocolo, que la remite al correo del imputado.

No es la única vez que habla con Zarzuela. Según dice a los agentes -en un relato algo confuso-, volvió a llamar a ese número una segunda vez para pedir una invitación personal, a lo que su interlocutor le contesta que ese pase tiene que ir junto con el de Hoffmann porque es para matrimonio, por lo que le recomiendan que emplee el nombre de otra persona.

Sobre la proclamación, el entonces detenido reconoce a los agentes que superó dos controles para entrar en el Palacio Real, el primero de ellos compuesto por Policía Militar y un guardia civil de Casa Real quien, tras reconocerle, autorizó su acceso. El 'pequeño Nicolás' cuenta que en el segundo control tampoco le pidieron ninguna documentación, ni nadie le exigió identificación ni invitación.

"Diazepam 5 mg"

Otro de los detalles que revela el sumario es que Francisco Nicolás solicitó en los calabozos de la comisaría del distrito de Chamberí ser asistido por un médico, por lo que los agentes le trasladaron a un centro de salud cercano. La médico que lo atendió le recetó "diazepam 5 mg con la cena y con el desayuno". El sumario también desgrana cómo los agentes de la Unidad de Asuntos Internos detienen al joven tras investigarlo durante menos de una semana, pues comienzan a seguirlo el 9 de septiembre después de recibir un oficio del secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez.

El número dos de Interior advierte que hay una persona llamada Francisco Nicolás Gómez Iglesias que se ha hecho pasar en varias ocasiones por miembro del gabinete de Vicepresidencia del Gobierno, de la Oficina Económica del presidente, así como "enlace" entre el propio Ejecutivo y Casa Real. Con este escrito, los agentes inician las pesquisas con vigilancias al detenido desde el 9 de octubre que concluyen con su detención el 14 de octubre.

Según argumenta la Policía en su solicitud al juzgado para registrar el domicilio del pequeño Nicolás, situado en el barrio de Chamberí, el detenido "está utilizando signos distintivos" policiales como rotativos luminosos en vehículos, emplea coches de alta gama, así como "documentación con membretes y datos de altas instituciones del Estado".

La finalidad, añade el escrito, es "hacer creer a posibles víctimas que ostenta o ejerce una alta representación política y utilizar engaño para conseguir un desplazamiento patrimonial, apareciendo hasta la fecha una posible víctima", en referencia al empresario al que supuestamente iba a estafar 25.000 euros. Ya en su declaración ante los agentes, Francisco Nicolás reconoció que fabricó documentos supuestamente oficiales valiéndose de internet y que los creó solo para tenerlos en el coche con el único objetivo de darse notoriedad "por si se subía alguien, que los viese".