Ideal

Nuevo golpe a las redes que trafican con sirios en Melilla

Un agente de policía vigila la frontera entre Melilla y Marruecos.
Un agente de policía vigila la frontera entre Melilla y Marruecos. / Jesús Blasco de Avellaneda
  • La Guardia Civil detiene a tres personas, como presuntos autores de un delito contra los ciudadanos extranjeros suplantando la identidad de personas marroquíes

La incansable y permanente lucha que como objetivo tiene marcada la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla contra las mafias y grupos organizados que se dedican a introducir inmigrantes en la ciudad, aprovechándose de la gran vulnerabilidad que padecen, ha vuelto a dar sus frutos, con la detención de tres personas que presuntamente formaban parte de una red delictiva organizada.

En el momento de su identificación y control, los detenidos llevaban en su vehículo a un bebé de apenas tres años de edad, de procedencia siria, que acababan de introducir en la ciudad con documentación marroquí. Los tres hermanos del niño sirio habían accedido previamente a la ciudad autónoma por el mismo procedimiento.

Introducen en Melilla sirios con documentación legal marroquí

Las investigaciones llevadas a cabo desde ese momento, han dado como resultado la constatación que las personas ahora detenidas, formaban parte de un grupo estructurado, que de forma continua introducía a inmigrantes en la ciudad, en concreto de origen sirio, aprovechándose de la similitud de los rasgos faciales que tienen con la identidad de otras personas de origen marroquí, a los que suplantan la identidad al mostrar la documentación en los controles fronterizos.

De hecho, el menor que acababan de introducir en la ciudad, forma parte de una familia alojada en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), formada por los padres y otros tres hermanos de edades comprendidas entre los 9 y 5 años, quienes ya habían sido introducidos en Melilla los días anteriores. Para ellos, los padres llegaron a abonar a esta red de tráfico ilegal de personas la cantidad de 700 euros por cada uno de ellos.

Un melillense y un matrimonio marroquí detenidos

Se ha procedido por tanto a la detención de las tres personas que iban en el vehículo junto al menor introducido en la ciudad, a los que se les atribuye la pertenencia a un grupo estructurado que se lucra con su actividad delictiva de la situación de necesidad que rodea a los refugiados sirios.

Los arrestados, que se encuentran ya en el Centro Penitenciario de Melilla, son dos ciudadanos de nacionalidad marroquí, hombre y mujer, que atienden a las iniciales A.E. e I. A. de 37 y 23 años, respectivamente; y un ciudadano de nacionalidad española, que atiende a las iniciales C.B.T., varón, de 28 años de edad, natural y vecino de la ciudad autónoma.

La pareja marroquí introducía a los menores en España haciéndolos pasar por sus hijos o familiares cercanos, mientras al tercer apresado que se le atribuye ser el responsable de la infraestructura del grupo en el lado español.