Ideal

El Ejecutivo descarta modificar el sistema salarial de los altos cargos

vídeo

Sáenz de Santamaría (c), junto a Morenés (i) y Soria (d). / Efe

  • Sáenz de Santamaría explica que en el actual contexto económico y de reformas existen otras cuestiones que son "prioritarias"

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado hoy que el Ejecutivo no se plantea por ahora modificar el esquema salarial de los altos cargos del Estado por el hecho de que muchos de ellos cobren más que el presidente del Gobierno y los ministros.

Sáenz de Santamaría ha asegurado que el actual modelo salarial se aplica desde "tiempo inmemorial" y que en el actual contexto económico y de reformas existen otras cuestiones que son "prioritarias", como actualizar las retribuciones de otros sectores de la función pública, como el de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. "Éste, de momento, más que contar lo que hay, no lo tenemos planteado encima de la mesa, porque, entre otras cosas, este debate tiene que ser más general y global", ha opinado la vicepresidenta al referirse a la polémica por que los secretarios de Estado y otros altos cargos ganen más que los ministros o que el jefe del Gobierno.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sáenz de Santamaría ha recordado que los miembros del Gabinete tienen doce pagas, mientras que los secretarios de Estado y otros altos cargos, cuyos salarios fija la Ley de Régimen Local, tienen catorce, lo que explicaría en gran medida la diferencia entre ambos grupos. Ha recordado que en la presente legislatura, se han congelado los sueldos de los funcionarios, incluidos los de los miembros del Gobierno.

También ha subrayado que se ha llevado a cabo una reducción tanto de los emolumentos de los responsables de empresas públicas, a los que "se les metió un bajonazo en sus sueldos" respecto a etapas previas, como de sus indemnizaciones al cesar en el puesto.

Sánchez y Alonso

Tras la publicación en el Portal de Transparencia de todos los sueldos de los altos cargos de la Administración, la vicepresidenta ha insistido en que el debate de lo que cobran el jefe del Ejecutivo y los ministros "no es nuevo" y en anteriores ocasiones "no hubo polémica". "Esto ya se sabía", ha añadido Sáenz de Santamaría, para quien hay cosas "más urgentes" que abordar en materia salarial, como el de las diferencias entre cuerpos policiales.

Preguntada por la propuesta del líder del PSOE, Pedro Sánchez, de que los secretarios de Estado y altos cargos ganen menos que el presidente del Gobierno, la vicepresidenta ha respondido que el principal partido de la oposición "tampoco hizo nada" en este ámbito durante sus etapas en el poder.

También se ha referido al hecho de que presidentes autonómicos ganen bastante más que el jefe del Gobierno, como ocurre con el de la Generalitat de Cataluña, que percibe casi el 50% más. "Las comunidades autónomas que fijan esos sueldos tendrán que explicar por qué lo hacen y con qué parámetros los determinan", ha dicho. Ha recordado que el Gobierno, "en este Estado tan descentralizado, no tiene ninguna capacidad de imponer a nadie los sueldos que tiene que marcar de acuerdo con sus propias leyes de presupuestos".

La vicepresidenta no ha querido pronunciarse sobre si le parece ético que el gobernador del Banco de España se haya subido el sueldo cuando está reclamando moderación salarial. Ha remarcado que en este asunto el Gobierno "no toma decisión" porque la política salarial del Banco de España la determina la ley por la que se rige este organismo.

En la comparecencia ante los medios, a la vicepresidenta se le ha preguntado qué opina por el "inmenso poder" que atesora después de haber situado de ministro de Sanidad a una persona de su confianza como Alfonso Alonso. "Aquí, lo que hacemos es trabajar todos, y si es por antigüedad, pues casi se puede decir que Alonso me trajo a mí al PP más que yo a él, que llevaba largos años trabajando en el Ayuntamiento de Vitoria. A la inversa, creo que aumenta el poder de Alonso", ha contestado Sáenz de Santamaría.