Ideal

Sánchez no quiere coaliciones y aspira a ganar en 2015 o gobernar en minoría

Pedro Sánchez.
Pedro Sánchez. / Archivo
  • "Quiero un PSOE a la izquierda, que atraiga al centro; una alternativa reformista pero reformada", señala el líder de los socialistas, que pide a Iglesias que dé explicaciones sobre la beca de Errejón

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dicho este jueves que no contempla gobernar en coalición la próxima legislatura porque "no es bueno para la democracia" y porque está seguro de que el PSOE ganará en 2015 y, en todo caso, gobernaría "en minoría", pactando con las distintas fuerzas políticas.

"Quiero un PSOE a la izquierda, que atraiga al centro; una alternativa reformista pero reformada", ha declarado Sánchez en una entrevista en el programa de televisión 'La noche en 24 horas', donde se ha referido a sus aspiraciones más allá de las elecciones generales de 2015 y a su proyecto político que, ha dicho, no mira "al retrovisor de la izquierda ni de la derecha".

El líder socialista ha reclamado "una reforma constitucional que cuente con mayor consenso posible, sobre todo con el PP" y también con otras fuerzas políticas que quieran unirse al PSOE en su objetivo de definir un estado federal, donde todos sepan cuales son las competencias del Gobierno de España y de los gobiernos autonómicos.

En cuanto a su proximidad o su lejanía a Podemos, Sánchez ha advertido a su líder, Pablo Iglesias, de que "es muy fácil dar lecciones y muy difícil dar explicaciones" y ha dicho que hay planteamientos de esta formación con los que coincide, pero otros que le "rechinan", como que digan que la Constitución del 78 ha traído un "régimen corrupto" a España.

Sánchez ha optado por esperar a conocer las propuestas políticas de Podemos para aceptar o descartar futuros "entendimientos" , pero ha adelantado que coincide con propuestas del partido de Pablo Iglesias como la del salario mínimo interprofesional y otras -la "nacionalización" de empresas o el control de los medios de comunicación - le vienen "muy lejos".

El caso Errejón

Con Pablo Iglesias ha dicho que está de acuerdo en que "España no se merece ningún embaucador ni ningún 'vendehumos', sobre todo tóxicos" y le ha aconsejado que "no dé lecciones" pero sí "explicaciones" que diga "cómo son las cosas y, si se han hecho mal, asume responsabilidades", en referencia a la beca pública "irregular" de su 'número dos' Íñigo Errejón.

En cuanto a las acusaciones de corrupción en las filas socialistas y en concreto a José Antonio Griñán y Manuel Chaves, ha reiterado que está seguro de que ninguno de los dos será imputado y, que en caso contrario, que el PSOE "actuará con contundencia", les expulsará del partido y no pagará las costas judiciales. De cara al futuro y si llega a la presidencia del Gobierno española, ha señalado que atajará el desempleo en España modificando al reforma laboral del PP y que aprobará un nuevo Estatuto de los Trabajadores "que recupere sus derechos".