Ideal

Hacienda subastará los dos Ferrari que Emiratos regaló al Rey Juan Carlos

  • La recaudación de la venta ingresará en las arcas del Estado

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas subastará dos coches de alta gama de la firma Ferrari que le regaló al Rey Don Juan Carlos el primer ministro de Emiratos Arabes Unidos y jeque de Dubai, Mohamed bin Rashid Al Maktum, a finales de 2011, han informado fuentes oficiales.

Los dos vehículos pasaron a pertenecer a Patrimonio Nacional -que depende del Ministerio de Presidencia- en 2012 y uno de ellos se ha entregado esta semana pasada a Patrimonio del Estado (Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas) para que sea subastado. Este último vehículo está sin matricular, es decir, nunca se ha utilizado en España en la vía pública. Será la Delegación Especial de Economía y Hacienda de Madrid quien anuncie públicamente la fecha de la subasta, para la que no existe una estimación.

Lo recaudado por la venta del vehículo ingresará en las arcas del Estado, como ocurre con los objetos decomisados por las fuerzas de seguridad que se subastan, han confirmado fuentes de Patrimonio del Estado.

El segundo vehículo está depositado en el Museo de la Guardia Real. Como en el caso anterior, pertenece a Patrimonio Nacional desde junio de 2012, pero a diferencia del otro éste sí está matriculado y tiene seguro, aunque no se ha utilizado desde que pasó a Patrimonio Nacional, confirma una portavoz de este organismo dependiente de Presidencia. Previsiblemente, el destino de este coche seguirá "el mismo camino que el otro", han confirmado las fuentes consultadas. Pero hoy por hoy pertenece a Patrimonio del Estado.

Regulación sobre los regalos

Ni Patrimonio Nacional ni Patrimonio del Estado han facilitado una ficha técnica de ambos vehículos. Tampoco existe una estimación sobre el precio de salida a subasta que podría fijarse para los deportivos. Los dos Ferrari fueron un regalo que el primer ministro emiratí obsequió al Rey Don Juan Carlos después de que éste asistiera al gran premio de Fórmula 1 en el que competía el piloto español Fernando Alonso.

Con la llegada al trono de Felipe VI, la Casa del Rey ha comenzado a elaborar una regulación sobre los regalos que podrán recibir los miembros de la Familia Real. Además, trabaja en un código de conducta para los empleados de la institución, que previsiblemente les prohibirá aceptar regalos que vayan más allá de lo que se considera un obsequio de cortesía. La Casa del Rey se ha comprometido a tener listas ambas medidas antes de final de año.