Ideal

Rajoy presume de que España saldrá de «su mayor crisis económica» a finales de 2015

vídeo

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Efe | Atlas

  • El presidente sostiene que terminará la legislatura en positivo, con un crecimiento de al menos el 2% aunque “muy atentos” a Europa

Mariano Rajoy ha dibujado una España que habrá superado a finales de 2015 «la mayor crisis económica» que se ha vivido «en tres generaciones», es decir, que según los cálculos del presidente del Gobierno llegaría a las próximas elecciones generales -cuya celebración podría demorarse hasta principios de 2016- con un país en positivo, «siendo el que más crezca en la ‘zona euro’», cosa que también podría hacer ya este mismo año. Eso sí, ha mostrado su deseo de que esa mejora «llegue a todos», de modo que el crecimiento también implique a su vez «más empleo».

Un acto con empresarios locales en la Cámara de Comercio de Almería, al que también han asistido cargos regionales de su partido, ha servido al también líder del PP para volver a presumir sus logros, dejando en un segundo plano las tareas pendientes. Así, ha insistido en que el Ejecutivo ha conseguido «reducir su déficit en plena recesión» durante los dos primeros años de legislatura. «Algo que no tiene precedentes», ha apuntado antes de recordar que el objetivo para este ejercicio es descender al nivel del 5,5% hasta que en el futuro se quede «en cero».

En esta línea, ha defendido que sus reformas estructurales han servido para «sentar las bases sólidas» que necesita el futuro del país. Entre ellas ha citado la reestructuración del sistema financiero, la reforma laboral, la energética, la de la administración pública y la de unidad de mercado. Y en cuanto la reforma fiscal que entrará en vigor el 1 de enero próximo, ha ensalzado que «dejará 9.000 millones de euros en manos de los contribuyentes».

En su discurso, Rajoy se ha mostardo convencido de que el crecimiento económico recobrado hace cuatro trimestres en España, pese a admitir que todavía es «muy moderado», continuará al alza aunque «no hay nuevos datos oficiales». De igual modo, ha apuntado a un descenso del desempleo que «se volverá a repetir en octubre» pese a que el Ministerio aún registra casi 4,5 millones de parados en sus listas.

El presidente, sin embargo, ha preferido ver el vaso medio lleno y destacar que cada vez hay «menos parados apuntados» a los servicios públicos (SEPE) -aunque en septiembre aumentaron en casi 20.000 por el fin de la campaña de contratos veraniegos-, y que desde febrero viene creciendo el número de afiliados a la Seguridad Social (12.000 personas más el mes pasado).

Mirando a los «vecinos»

Aparte del empleo, Rajoy ha advertido de que a corto y medio plazo habrá que estar «muy atentos» al tipo de cambio del euro -cuya bajada «es un buen dato para nuestras exportaciones»- y al precio del petróleo -que afecta a la competitividad del país-, así como a la situación en Europa. Para España, advirtió, «es fundamental que la UE «vaya bien» dado que «son nuestros clientes y proveedores». «Si a nuestros vecinos les va bien -ha apostillado-, también nos lo irá a nosotros».

A este respecto, abogó por que «nosotros sigamos haciendo bien las cosas». Y ha querido dar un mensaje tranquilizador al afirmar que, a diferencia de años anteriores, «hablar ahora de economía en España es hacerlo de recuperación y esperanza». Según sus datos, el Producto Interior Bruto (PIB) aumentará un 1,3% a final de año y otro 2% en 2015. El próximo, ha concluido, será «mejor» que el actual «pero peor» que el siguiente, es decir, un 2016 donde comenzará una nueva legislatura.