Ideal

La Policía no halla restos de ADN en el Citroën del presunto pederasta

Antonio Ortiz.

Antonio Ortiz.

  • La investigación señala que el vehículo, que se encontraba a la venta en un negocio, pudo haber sido lavado antes de ser expuesto al público

La Policía no ha encontrado restos de ADN en el análisis que realizó del Citroën Xsara Picasso que habría utilizado el presunto pederasta de Ciudad Lineal en su última acción cometida al raptar a una niña de origen dominicano el pasado 22 de agosto, han informado fuentes de la investigación.

En cualquier caso, las fuentes no descartan que en el futuro se pueda hacer un estudio más exhaustivo del vehículo si así lo determina la jueza. Recuerdan que el análisis que realizaron en su día fue aprovechando una orden de embargo sobre el vehículo. Eso le permitió a la Policía llevarse el coche del negocio en el que se encontraba expuesto después de que se lo vendiese el presunto pederasta. Pero no tuvieron mucho tiempo.

Aquella orden de embargo constaba aún por error en el registro ya que la deuda había sido subsanada. Eso lo sabían los investigadores y por tanto eran conscientes de que el dueño del negocio iría a reclamarlo. Por ello no podían dañar el coche ni dejar evidencias de que se había hecho una inspección forense. No podían dejar pistas de la investigación ya que su sospechoso aún no había sido detenido. En esos días se encontraba ya en Santander huyendo de la presión policial.

Lavado del vehículo

Estos inconvenientes, unido a la posibilidad de que el coche fuese lavado antes de ser expuesto a la venta, es la explicación que se dan los encargados del caso para explicar la ausencia de restos biológicos en su interior. Los especialistas de la Policía examinaron especialmente el lugar en el que se habría sentado la menor en función de la descripción que ofreció a los agentes. Pero no han encontrado nada significativo.

No es algo que preocupe a la Policía después de esta semana en la que se han producido varias ruedas de reconocimiento que han calificado como "positivas". Abundan las fuentes consultadas que uno de los testigos que ha participado en estas ruedas y que ha identificado al arrestado, en su día relacionó a Antonio Ortiz con el citado Citroën Xsara.

Además, los investigadores buscan otros vehículos que pudiese haber empleado el presunto pederasta para analizarlos también. La investigación se centró primero en un coche de la marca Toyota y más adelante en el citado Citroën, pero la Policía trabaja sobre la hipótesis de que hubiese usado más vehículos. Barajan la posibilidad de que usase más de un coche Toyota especialmente en sus primeras acciones.