Ideal

Matas niega ante el fiscal Horrach el amaño en la adjudicación del hospital Son Espases

vídeo

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach. / Vídeo: Atlas

  • El fiscal anticorrupción toma declaración al expresidente del Govern balear en la cárcel de Segovia y anuncia que "muy posiblemente" interpondrá en breve una querella

El expresidente del Gobierno balear Jaume Matas ha asegurado este martes ante el fiscal anticorrupción Pedro Horrach que nunca dio órdenes para que fuese amañado el proceso de adjudicación del hospital de referencia de Baleares, conocido como Son Espases, cuya concesión se produjo en favor de Dragados en 2006, durante el último mandato de Matas (2003-2007), según han informado fuentes de la investigación.

Más al contrario, el exjefe del Ejecutivo autonómico, quien ha declarado en calidad de imputado, ha subrayado que en todo momento se preocupó por que el procedimiento administrativo fuese "pulcro y objetivo".

En concreto, Matas sido interrogado durante hora y media en la cárcel de Segovia, donde cumple una condena de nueve meses de prisión por un delito de tráfico de influencias por el primer juicio del llamado caso Palma Arena.

Hasta allí se ha desplazado Horrach así como agentes del Grupo de Delincuencia Económica de Palma, que investigan las presuntas irregularidades que rodearon al proceso de adjudicación del contrato para la construcción y explotación del centro hospitalario, y si Matas dio instrucciones, a través de su exconsellera de Salud Aina Castillo, para que resultara favorecida la oferta de OHL.

Al respecto, quien fuera ministro de Medio Ambiente bajo la presidencia de José María Aznar ha negado que hubiese efectuado presiones con el objetivo de alterar las puntuaciones obtenidas por cada una de las mercantiles que concurrieron, rebatiendo así la confesión efectuada por Castillo, quien aseveró ante el fiscal haber recibido indicaciones de Matas para que el concurso fuese manipulado.

El exmandatario balear, quien ha estado asistido por la letrada Pilar Gómez Pavón, ha manifestado que no son ciertas las acusaciones de la exconsellera, incidiendo de hecho en que él mismo veló por que el proceso de adjudicación se llevase a cabo conforme a la legalidad.

El fiscal interpondrá una querella

Las investigaciones se encuentran bajo secreto de sumario y por el momento se encuentran en manos de la Fiscalía Anticorrupción de Baleares a la espera de que ésta interponga una querella -previsiblemente antes de finales de año-, contra quienes presuntamente participaron en la manipulación del proceso. A partir de ahí, las pesquisas quedarán judicializadas y un juez de instrucción se hará cargo de las mismas, según las mismas fuentes.

Se trata de unos hechos por los que también fue interrogado este lunes como imputado el presidente de OHL y exministro Juan Miguel Villar Mir, quien negó un presunto amaño y que desde su empresa se hubieran pagado comisiones para que resultase ganadora. Es más, durante su comparecencia ante Horrach se definió como un empresario "honrado". Según fuentes de las pesquisas, Villar Mir continuará encausado en estas diligencias.

Asimismo, también declaró, en su caso como testigo, el presidente de ACS y del Real Madrid, Florentino Pérez, quien aseguró no saber nada de las presuntas irregularidades cometidas, desvinculándose de este modo de cualquier tipo de ilicitud que hubiera podido producirse durante la tramitación del contrato de obras y explotación del centro hospitalario, que recayó finalmente en manos de su grupo.

Adjudicado a Dragados

Según ha revelado Castillo, Matas le dio indicaciones para que las puntuaciones favorecieran a OHL. Pese a ello, finalmente fue la UTE formada por Dragados -perteneciente a ACS-, FCC, Melchor Mascaró S.L. y Llabrés Feliu S.A. la que se hizo con el contrato para construir el complejo hospitalario, una de las mayores infraestructuras impulsadas durante el último mandato del exmandatario del PP.

Pese a que el presupuesto inicial de los trabajos fue de 635 millones de euros, los investigadores se toparon con un elevado sobrecoste sobre el que han puesto la lupa, ya que el proyecto salió finalmente a concurso por 778,4 millones de euros.

Se da la circunstancia de que tanto Matas como Castillo se encuentran imputados en otra causa de presunta corrupción, el caso Over Marketing, considerado la ramificación de la trama Gürtel en las islas. El procedimiento indaga el presunto trato de favor que recibió, a través de contrataciones irregulares, la empresa Over Marketing desde el Govern de Matas, y en él se encuentra también encausado el actual presidente del PP de Palma, José María Rodríguez.

Más en concreto, Dragados obtuvo la concesión del hospital tras ser propuesta por la Mesa de Contratación y obtener mayor puntuación que la oferta presentada por OHL, pese a las presuntas presiones para que ésta resultase beneficiaria. OHL fue así desbancada como favorita después de que el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el de Economistas variaran las puntuaciones inicialmente adjudicadas por la empresa privada Global PM.

Demanda de OHL

Como consecuencia de estos hechos, OHL interpuso una demanda en mayo de 2007 contra la decisión adoptada en último término por el Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut), así como contra el encargo de este organismo público para que los Colegios Oficiales revisaran la valoración económica de las distintas ofertas.

En su demanda, la promotora alegaba que en el informe definitivo de julio de 2006 realizado por Global PM se afirmaba que, aun siendo la más cara, la mejor oferta era la de OHL "pues la diferencia en la oferta técnica es enorme". Pese a ello, recriminaba que el Colegio de Ingenieros alterase el sistema de calificación y apuntase a Dragados como la mejor opción, desconociéndose el autor del informe técnico elaborado por esta institución.

Sin embargo, la demanda fue desestimada recientemente por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Palma, que confirmó la adjudicación a Dragados, un fallo que coincide en el tiempo con las investigaciones que, de forma paralela, está llevando a cabo la Fiscalía Anticorrupción. OHL ha recurrido la sentencia en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB).