Ideal

La fiscal pide 40 años de cárcel para la mujer que congeló a sus dos bebés

Sara L. H., a su llegada a la Audiencia Provincial de Sevilla.
Sara L. H., a su llegada a la Audiencia Provincial de Sevilla. / Efe
  • Resalta que la acusada "no está loca", es "una persona mala, fría, que es capaz de matar a sus hijos viéndoles la cara"

La Fiscalía de Sevilla ha pedido hoy en sus conclusiones definitivas 40 años de cárcel para Sara L. H. por dos delitos de asesinatos cometidos contra dos bebés recién nacidos, a los que luego congeló en su casa de Pilas (Sevilla), lo que ha afirmado que solo puede hacer un "monstruo".

En su informe, la fiscal Gracia García ha subrayado que está de acuerdo con la acusada respecto a la afirmación que ella hizo a sus compañeros de trabajo cuando le informaron del hallazgo del primer bebé en noviembre de 2012: "Mañana vais a saber lo monstruo que soy". "Sólo un monstruo está nueve meses embarazada sabiendo que va a matar a su bebé cuando nazca asfixiándolo, y lo hace además dos veces", tras lo cual los congela, ha enfatizado la fiscal.

La acusada "no está loca", es "una persona mala, fría, que es capaz de matar a sus hijos viéndoles la cara" y que actuó de forma consciente y sin estar presionada, ha indicado la fiscal. En sus conclusiones, la fiscal ha resaltado al jurado que los informes forenses han determinado que los dos bebés, que encontró el marido en dos congeladores mientras limpiaba la casa, respiraron al nacer y murieron por "asfixia mecánica", el primero por ahogamiento.

Los forenses del Instituto de Medicina Legal de Sevilla emitieron un informe "claro" respecto a que los bebés nacieron vivos y murieron por causas ajenas, y no por malformación o enfermedad, y ha agregado que un médico de la defensa quiso sembrar las dudas sobre la causa de la muerte pero también admitió que respiraron.

El desconocimiento del padre

La fiscal ha recordado que los psiquiatras han descartado que la acusada padeciera enfermedad mental alguna y que era imposible que no supiera nada de un segundo bebé, como alegó la acusada.

En su relato, la fiscal ha señalado que la acusada veía a sus hijos congelados "cada vez que sacaba productos del congelador", y ha descartado que la mujer actuara presionada por su marido, que se hizo cargo de los bebés, a los que inscribió como Jesús y José antes de enterrarlos.

La acusada tuvo dos abortos y es madre de tres hijos con su marido, que se divorció cuando se localizaron los bebés congelados, y la fiscal ha recordado que la tercera hija la tuvo cuando fue detenida y que ese embarazo de ocho meses pasó inadvertido para los policías, fiscales y jueces que le tomaron declaración. Por ello, considera veraz que su marido no se diera cuenta de los embarazos que desembocaron en dos bebés, que luego fueron hallados muertos.