Ideal

La presidenta andaluza, Susana Díaz.
La presidenta andaluza, Susana Díaz. / Efe

Díaz rechaza que las normas del juego estén sujetas al «abuso de la mayoría absoluta»

  • La presidenta andaluza ha asegurado que este país está "cansado de bronca, de enfrentamientos y de crispación"

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha manifestado hoy que "las normas del juego en democracia no pueden estar sujetas al abuso de la mayoría absoluta de nadie", en referencia a la reforma electoral para promover la elección directa de alcaldes que defiende el PP.

Díaz ha asegurado que este país está "cansado de bronca, de enfrentamientos y de crispación" y ha pedido que si hay que cambiar las normas del juego sea "en su momento, nunca en medio de un partido por intereses partidistas, y siempre pensando en los intereses de los ciudadanos".

Ha apuntado que a los socialistas "les podría venir bien" esta reforma, puesto que en Andalucía hay 56 ayuntamientos donde el PSOE ganó las elecciones pero no gobierna porque "la democracia también exige que haya capacidad de entendimiento".

Durante su participación en la entrega del Premio Liderazgo Social que concede el PSOE de Málaga, Díaz ha rechazado que haya "trampas" en la elección de las instituciones del Estado.

"Nunca usemos y abusemos de las mayorías absolutas cuando se trata de aquello que garantiza nuestro modelo de convivencia", ha referido Díaz, quien ha calificado de "temporal de verano" el debate sobre la elección de alcaldes.

En cuanto al próximo curso político, Díaz ha dicho que el otoño va a ser "fuerte, difícil", por lo que ha hecho hincapié en la importancia de que los socialistas también estén "fuertes" en sus valores, en su trabajo por "un país atractivo, del que nadie se quiera ir", con derechos y libertades.

La presidenta andaluza cree que ese otoño también necesita "generosidad" y "altura de miras de todos los dirigentes políticos", especialmente de los que están al frente de las instituciones del Estado y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, al que "tenderemos la mano siempre para el acuerdo -ha asegurado-, nunca para la crispación".

Ha anunciado que va a pedir como presidenta de la Junta de Andalucía que "no haya acuerdos bilaterales", ya que "la convivencia no necesita que dos se reúnan sin que nadie sepa de lo que hablan y lleguen a un acuerdo", sino que todos puedan participar para garantizar la igualdad de los ciudadanos y el respeto a la diversidad de los pueblos.

Tras defender la necesidad de "abrir las instituciones" y una "nueva política", Díaz ha dicho que le "repugna" que los ciudadanos se tengan que "levantar cada día con un caso de corrupción".

Ley de Participación Ciudadana

"Le pido a la derecha lo mismo que le pido a mi partido, que seamos contundentes contra la corrupción, no contra el adversario", ha declarado, y ha abogado por la adopción de medidas de transparencia y control como las que está implantando Andalucía "para que no vuelva a pasar aquí ni en ningún sitio de España".

La también secretaria general del PSOE andaluz ha resaltado la importancia de abrir los partidos políticos a la participación ciudadana, y ha asegurado que el PSOE "va a ser valiente y está dispuesto a hacerlo", primero con el proceso de primarias internas y "en un futuro" con otro de primarias abiertas.

Díaz, que confiado en que la Ley de Participación Ciudadana facilite la cercanía de los andaluces y las instituciones, ha dicho que también cree en la Ley de Transparencia, y ha opinado que todos los partidos tienen que "aprender de lo que no se ha hecho bien" para hacerlo bien en el futuro.

Al acto de entrega del premio Liderazgo Social que concede el PSOE de Málaga, que este año ha recaído en la investigadora Socorro Puy, han asistido, entre otros, los consejeros de Cultura, Luciano Alonso, y de Economía, José Sánchez Maldonado, y el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara.