Ideal

Skoda Kodiaq, en la diana a la primera

  • El Kodiaq es el primer todoterreno grande de Skoda, con una impresionante capacidad interior para siete pasajeros

La marca checa Skoda, perteneciente al Grupo Volkswagen, inicia el periodo de reserva de pedidos de su nuevo Kodiaq, el modelo que marca el inicio del plan estratégico de la firma en el segmento de los vehículos SUV.

Con un diseño lleno de carácter, un gran espacio interior aprovechado hasta el último centímetro, máxima conectividad y la aplicación práctica de las tecnologías de seguridad más innovadoras, el nuevo Kodiaq supone una opción idónea para aquellos conductores que quieren un automóvil familiar por su gran versatilidad y espacio disponible (hasta siete ocupantes), con posibilidades reales de practicar una moderada conducción fuera de las carreteras convencionales.

El nuevo Kodiaq, ofrece un espacio interior superior a la media de los vehículos SUV de parecido porte y precio. Por otra parte, los 720 litros de capacidad del maletero, que pueden llegar a los 2.065 con los asientos traseros abatidos, son el valor más alto de su categoría. Con una longitud de 4,70 metros, el Kodiaq se encuadra en la zona alta del segmento de los SUV compactos.

Gran espacio interior

Un tipo de coches cada vez más en boga, gracias a su versatilidad de uso, facilidad de conducción y que, con la incorporación de la tracción a las cuatro ruedas, permite explorar caminos de tierra o afrontar superficies deslizantes con mayor seguridad. Con una anchura de 1,88 metros, y, sobre todo, por una larga distancia entre ejes de 2,79 metros, el espacio interior es una de las grandes virtudes del coche. En las plazas traseras un pasajero de 1,80 metros de altura sentado bien erguido aún le queda un buen espacio entre la cabeza y el techo y el hueco para las piernas es enorme y más propio de un modelo de un segmento superior.

El asiento del acompañante es reclinable en opción, para poder transportar objetos de hasta 2,80 metros. Los asientos traseros se pueden plegar de forma asimétrica y mover longitudinalmente. Con la posibilidad de añadir como opción adicional dos asientos más en la tercera fila, el Kodiaq es el primer Skoda de siete plazas de la historia reciente. Cuando los asientos no se necesitan, se pueden plegar de forma que se mantengan pegados al suelo y queden enrasados al umbral de la puerta del maletero.

En la pantalla situada en la consola central se agrupan diferentes parámetros como el navegador, equipo de sonido, etc.

Sistema de navegación

En la pantalla situada en la consola central se agrupan diferentes parámetros como el navegador, equipo de sonido, etc.

Previo pedido, el portón trasero es eléctrico, con la posibilidad de accionarlo mediante el pie, la maneta trasera, la llave de control remoto o por el mando situado en la consola central. Esta opción se combina con el sistema de apertura y encendido sin llave, disponible en dos variantes.

El Kodiaq iniciará su comercialización efectiva en el mes de marzo del año que viene, desde 25.140 euros para el modelo con motor gasolina de 125 caballos, tracción delantera y cinco plazas. La versión 1.4 litros gasolina TSI de 150 CV con cambio automático DSG y tracción delantera cuesta 27.640 euros, y sube hasta 29.790 euros si se opta por el diésel de 150 CV con igual configuración de cambio y tracción.

Con relación al diseño, el Kodiaq adopta los últimos códigos de estilo de la marca. Los diseñadores han plasmado un equilibrio entre lo racional y lo estético, con líneas limpias y elegantes y contornos deportivos. Las dobles líneas horizontales en el frontal simbolizan protección y robustez. En el frontal, la amplia parrilla dispone de 13 tiras verticales dobles, con el perfil trapezoidal característico de Skoda. Por encima, el logotipo, desde donde parten dos marcadas líneas de diseño que acentúan el capó.

Visto de perfil, destaca la línea que empieza desde el final de los faros delanteros y recorre todo el lateral hasta llegar a los pilotos posteriores. Los pasos de rueda son prominentes y en la parte trasera la luna es de gran tamaño, perfilada por un alerón en el borde del techo y las luces muestran el diseño en forma de C característico de la marca.

Por otra parte, los grupos ópticos son estrechos y destacan por su estructura cristalina que evocan los motivos del arte tradicional del cristal de Bohemia. En los acabados Active y Ambition, son opcionales los faros Full led. Las luces de cruce sirven como faros antiniebla y también ofrecen una iluminación adaptable. El sistema de iluminación frontal adaptativa viene equipado de serie.

La gama de motores se compone de cinco propulsores, dos turbodiésel TDI y tres gasolina TSI. Los de gasóleo desarrollan una potencia de 150 y 190 y el consumo medio oficial oscila entre 5,3 y 5,7 litros. El motor diésel más potente acelera de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y alcanza una velocidad punta de 210 km/hora. En gasolina, la mecánica de acceso a la gama es un 1.4 litros TSI que genera 125 caballos y gasta 6 litros.

La variante intermedia de 150 caballos destaca por el sistema ACT, una tecnología que desconecta dos cilindros a bajo régimen del motor o por ejemplo en una bajada pronunciada en beneficio de un consumo inferior. El 2.0 litros gasolina TSI es el más potente y con 180 caballos de potencia acelera de cero a cien en 8 segundos, con una velocidad máxima de 207 km/hora. Todos los motores cumplen con la normativa de emisiones EU6, en parte por su inclusión de serie de los sistemas Stop-Start y de recuperación de la energía de la frenada.

En función del motor, la caja de cambios es manual de seis velocidades o automática DSG de seis o siete relaciones. El conductor puede accionar este último en los modos “D” o “S” o bien de forma manual ya sea con la palanca o las levas del volante, que se montan de serie.

El sistema de tracción total dispone de control electrónico, con una unidad de control que calcula constantemente el par motor ideal para el eje trasero y permite que la pérdida de tracción quede virtualmente eliminada. A régimen alto o con poco peso, la tracción se realiza a través del eje delantero para ahorrar combustible.

Desde el segundo nivel de equipamiento, el Ambition, se ofrece el selector de modo de conducción que permite ajustar la gestión del motor y el cambio DSG, la dirección asistida, el aire acondicionado y otros sistemas en modo Normal, Eco, Sport e Individual. En las versiones de tracción total se puede optar por el modo Snow, diseñado para circular por nieve. Este modo adapta el funcionamiento de los sistemas ABS, ASR y ACC (si lo incorpora) y la gestión del motor para carreteras deslizantes.

El nuevo Skoda llega con una numerosa oferta de sistemas de ayuda a la conducción, que incluyen freno de emergencia en ciudad, control de crucero adaptativo, asistente de carril y detector de ángulo muerto con alerta de tráfico cruzado. Si se equipa control de crucero y la caja de cambios DSG, el asistente de tráfico en atasco viene como función adicional y mantiene la velocidad y la frenada en condiciones de tráfico lento. Además, puede incluir soluciones de información, entretenimiento y conectividad, para estar siempre online.