BMW X2, estilo y deportividad

El nuevo SUV compacto destaca por un diseño muy llamativo y un gran dinamismo

MANU CORTÉS

El nuevo BMW X2 es un vehículo con un diseño que irradia individualidad en cada detalle y ofrece un placer de conducir no habitual hasta ahora en este segmento dirigido a clientes que viven en áreas urbanas, llevan una vida activa y están conectados al mundo digital. El nuevo SUV compacto de la marca bávara combina el perfil robusto típico de un BMW X con la silueta deportiva de un cupé.

Entre los detalles más característicos se incluyen pasos de rueda de aspecto cuadrado, llamativos tubos de escape y grandes estriberas laterales, junto a una elegante línea del techo y un estilizado diseño de las ventanillas. En el X2 también se ha dado la vuelta a la parrilla trapezoidal característica de BMW, que ahora es más ancha por la parte inferior. El X2 es más corto y tiene unos siete centímetros menos de altura que el BMW X1, pero la misma distancia entre ejes.

El diseño de los faros del X2 también refuerza su aspecto deportivo. Los tradicionales elementos dobles circulares (incluida la luz diurna led) se combinan con las luces antiniebla para crear el característico frontal con «seis ojos» y hace que el vehículo sea reconocible al instante. Los faros led integrales (extremadamente brillantes y efectivos al iluminar la carretera) están disponibles como opción para el BMW X2.

Las estriberas laterales son una de sus características distintivas y contribuyen en gran medida a su aspecto robusto y seguro. El diseño varía según las especificaciones. La versión de serie del vehículo lleva revestimiento en negro. El alerón trasero aporta un toque dinámico para rematar la línea del techo y contribuye a un sobresaliente coeficiente aerodinámico de Cd 0,28.

Los motores disponibles en el lanzamiento inicial son del tipo «TwinTurbo» (alimentados por doble turbo). Con motor de gasolina, está disponible la versión sDrive20i con 192 caballos de potencia y un consumo promedio de combustible desde 5,5 litros; la aceleración de 0 a 100 km/h es de tan solo 7,7 segundos y alcanza una velocidad máxima de 227 km/h.

El xDrive20d apenas gasta 4,6 litros

La variante con motor diésel xDrive20d con 190 caballos ofrece un consumo promedio de apenas 4,6 litros y lleva de serie la tracción inteligente a las cuatro ruedas xDrive y el cambio Steptronic de ocho velocidades, mientras el modelo con motor de gasolina está equipado con el cambio de tipo «doble embrague» Steptronic de siete velocidades.

A lo largo de este año, se añadirán otros modelos a la gama, como el X2 sDrive18i de tres cilindros con tracción delantera y 140 caballos (por 35.850 euros) y los turbodiésel X2 Drive18d de cuatro cilindros (desde 35.050 euros), disponibles con tracción delantera o a las cuatro ruedas, con una potencia de 150 CV.

Ficha técnica BMW X2

Modelo:
S Drive 2.0 i / 2.0 Turbodiésel
Motor:
4 cilindros
Combustible:
Gasolina / Gasóleo
Cilindrada:
1.998 cm3 / 1.995 cm3
Cambio:
Manual 6 vel. o autom. Steptronic de 7 rel.
Tracción:
Delantera o a las 4 ruedas
Potencia:
192 caballos / 190 caballos
Velocidad:
227 km/h. / 221 km/h.
0 a 100 km/h.:
7,7 segundos / 7,7 segundos
Consumo:
Desde 5,5 litros / Desde 4,6 litros
Largo:
4,36 m.
Ancho:
1,82 m.
Alto:
1,52 m.
Maletero:
470 litros
Precio:
40.650 euros / 42.700 euros

Por primera vez en este tipo de vehículos SUV compactos, BMW ofrece opcionalmente una suspensión de marcado carácter deportivo, que transfiere la excelente agilidad del chasis y el dinamismo del motor a la carretera. Los acabados M Sport y M Sport X llevan de serie suspensión deportiva con tarado más firme y un sistema de control dinámico de la suspensión (con altura de carrocería rebajada 10 mm), que permite una adaptación aún mayor a las preferencias individuales o necesidades concretas de cada conductor.

Los interiores de estos acabado M Sport presentan de serie una atractiva combinación de tela y tejido «Alcántara» con costuras de contraste para el cuadro de instrumentos y la consola central. En el habitáculo todos los mandos están dispuestos de forma ergonómica para asimilar la información de un vistazo y se manejan con gran facilidad. El conductor y los pasajeros están sentados en una posición elevada, típica de los modelos BMW X, que procura una excelente visibilidad. El maletero tiene una capacidad de 470 litros.

La interacción intuitiva entre el conductor y el vehículo es la base de la conectividad. El nuevo BMW X2 ofrece tres formas distintas de interactuar con el vehículo, puesto que la sexta generación del concepto BMW iDrive se complementa ahora al controlador iDrive y al control por voz (opcional) con el manejo táctil para el display de control (también opcional). Además, el acompañante puede utilizar la pantalla táctil con comodidad.

El X2 incluye de serie un display de control de 16,51 cm (6,5 pulgadas). Sin embargo, este aumenta hasta los de 22,35 cm (8,8 pulgadas) de diámetro si se opta por un sistema de navegación. Para ofrecer aún más seguridad y comodidad, el X2 también dispone del «Head-Up Display» a todo color (opcional), que proyecta toda la información importante para la conducción y las lecturas del sistema de navegación y asistencia sobre el parabrisas y, por tanto, en el campo de visión del conductor.

Conexión con el móvil

BMW Connected es un puente digital entre los «smartphones» y el vehículo. Ofrece un mayor grado de personalización y la integración del contenido del teléfono en el display de control del BMW X2. Entre otras funciones destacadas se encuentran la preparación para punto de acceso wifi y la telefonía con carga inalámbrica para teléfonos compatibles.

El SUV compacto de la marca alemana dispone de, entre otros muchos, sistemas de asistencia a la conducción basados en cámaras como el «Driving Assistant» que incluye aviso de salida del carril; la función «Speed Limit Info» con indicación de prohibición de adelantar y el asistente de luz de carretera antideslumbramiento «Selective Beam», así como el avisador de colisión y aviso de peatones con función de frenado en ciudad.

Además de estas funciones, también dispone de sistema de control de crucero activo con función «Stop & Go», (que mantiene la velocidad deseada de entre 30 y 140 km/h introducida por el conductor y la distancia de seguridad respecto a los vehículos que circulan delante) y el asistente de retenciones. A velocidades de hasta 60 km/h, esta función asume el control de proximidad y de trayectoria. El asistente de retenciones utiliza asistencia a la dirección para mantener al vehículo de forma fiable en el centro del carril, pero el conductor necesita tener al menos una mano sobre el volante para que el sistema funcione.

Fotos

Vídeos