Citroën C3 Aircross, nueva e imparable tendencia

El nuevo SUV de Citroën, el C3 Aircross, se comercializará a finales del mes de octubre

MANU CORTÉS

Citroën se lanza de lleno a conquistar un mercado en plena expansión -que el público compra con tanto frenesí, que los turismos “convencionales”, parecen haber “desaparecido”-, como es el de los SUV o “crossover” compactos, un tipo de vehículo que ha multiplicado sus ventas por cinco desde 2012 y lo que llevamos de 2017.

Y lo que queda. En el último trimestre de este año, al C3 Aircross se le unirán otros tres nuevos modelos de similares características, como los nuevos Seat Arona, Hyundai Kona y Kia Stonic; que se tendrán que pelear por una porción del apetitoso pastel que ahora se disputan, entre otros, modelos como el Peugeot 2008, Ford EcoSport, Opel Crossland X, Renault Captur o Nissan Juke.

Imagen deportiva y robusta

El C3 Aircross sigue fielmente los códigos estéticos predominantes en esta exitosa categoría de coches, ofreciendo una imagen exterior deportiva y robusta, un gran aprovechamiento del espacio interior, mucha conectividad y el equipamiento de tecnologías propia de coches de segmentos superiores. Aunque la marca francesa no ha facilitado los precios de lanzamiento, estos podrían partir desde los 15.500 euros para las versiones de acceso a la gama.

El nuevo C3 Aircross es un compacto de 4,15 metros de longitud que mantiene la identidad de los últimos modelos Citroën, pero con todos los atributos de un SUV robusto como mayor distancia al suelo, posición de conducción alta, protecciones de carrocería delante y detrás, grandes ruedas y aletas ensanchadas. Como en el C3, también destaca por los toques de color en las barras de techo, ventanas de custodia traseras, retrovisores exteriores y adornos en los faros delanteros. Y, por si fuera poco, añade una oferta de personalización compuesta por hasta 90 combinaciones en el exterior, con cuatro colores de techo, así como cinco ambientes interiores.

El interior del nuevo Citroën es muy atractivo, gracias a su mejor confort interior con la combinación de un carácter práctico y la mejora de la calidad tanto de materiales como de un menor nivel sonoro. Con asientos anchos y confortables, el espacio queda muy bien aprovechado para una longitud de carrocería de 4,15 metros. Los asientos traseros, abatibles, se pueden regular y posibilita plegar el asiento del acompañante delantero en forma de mesa para proporcionar una longitud de carga de 2,40 metros y un volumen de maletero de 410 litros ampliables a 520 litros.

Citroën ofrecerá opcionalmente para el nuevo C3 Aircross un techo acristalado panorámico y practicable de grandes dimensiones lo que va a permitir un habitáculo más luminoso. También dispone de ingeniosos pequeños espacios como un hueco para la recarga del teléfono por inducción, una guantera iluminada y refrigerada con capacidad para una botella de 1,5 litros, lo mismo que las puertas delanteras. Hay sitios para llaves, bolígrafos, monedas y la parte trasera cuenta con huecos portaobjetos complementarios como el respaldo central abatible que integra portalatas y dispone de la función trampilla para la carga de objetos largos, como esquíes.

Máxima seguridad

El nuevo Citroën C3 Aircross dispondrá de una completa gama de tecnologías de ayuda a la conducción y de seguridad. Entre otras:

“Head up display”: las informaciones útiles para la conducción se proyectan sobre una lámina escamoteable, en el campo visión del conductor.

Cámara de visión trasera 180°: desde que se inserta la marcha atrás, la cámara permite visualizar sobre la pantalla táctil de 7” la vista trasera del vehículo con referencias en color en función de la proximidad de los obstáculos, así como una imagen reconstituida del entorno trasero en 180°.

“Park assist”: este sistema es una ayuda activa al estacionamiento, tanto en línea como en batería, que detecta automáticamente una plaza y, después, maneja la dirección para aparcar con toda seguridad. No queda más que poner la marcha atrás, acelerar y frenar.

“Active safety brake”: con aviso sonoro y visual, para reducir los riesgos de colisión delantera, frenando en lugar de la persona que conduce. La cámara multifunción situada en la parte alta del parabrisas detecta los obstáculos, por ejemplo, un vehículo rodando en el mismo sentido de circulación o parado. A partir de 5 km/h y hasta 85 km/h, el sensor acciona el frenado automático cuando se detecta un riesgo de colisión.

Alerta de cambio involuntario de carril: para hacer frente a las distracciones o a un simple momento de falta de atención al volante a más de 60 km/h. El sistema detecta la superación involuntaria de la línea blanca continua o discontinua sin que se haya puesto el intermitente y alerta con un sonido o un testigo en el cuadro de instrumentos.

Sistema de vigilancia del ángulo muerto: para avisar de la presencia de un vehículo en los ángulos muertos de visión trasera, mediante un pictograma en los retrovisores.

Faros “inteligentes”: cambio automático de las luces de carretera a las de cruce, en función de las condiciones de iluminación y de la circulación.

Alerta de atención del conductor: para vigilar el comportamiento de la persona que conduce mediante la cámara multifunción, situada en la parte alta del parabrisas, y alertarla en caso de baja vigilancia. Este sistema evalúa el estado de vigilancia de quien conduce identificando los cambios de la trayectoria con relación a las marcas del suelo. Esta función está bien adaptada para las vías rápidas a más de 65 km/h.

El nuevo Citroën C3 Aircross dispone de elementos propios de un todoterreno, como las aletas y los pasos de rueda, protecciones de carrocería y la distancia al suelo es mayor que en el C3 convencional. Equipado con el sistema “Grip Control” para mejorar la motricidad en las peores condiciones de adherencia y unos neumáticos específicos para barro y nieve, el C3 Aircross ofrece una buena polivalencia de conducción y se adapta a cualquier tipo de carretera. Se puede escoger hasta cinco modos de utilización, ya sea el estándar, arena, todocamino, nieve y control de estabilidad desconectado. Asociado con el “Grip Control”, el control de descenso ayuda a mantener el vehículo a una velocidad reducida (incluso a 3 km/h.) en una fuerte pendiente.

La gama de motorizaciones es de última generación y abarca propulsores de gasolina de tres cilindros “PureTech” y turbodiésel “BlueHDi”. En el primer caso, la versión más potente desarrolla 130 caballos y la caja de cambios es manual de seis velocidades. Hay otros dos con potencias de 82 y 110 CV y en opción se puede montar la caja automática de seis velocidades. En diésel, la oferta comprende dos versiones del motor BlueHDi con 100 y 120 caballos.

El nuevo Citroën C3 Aircross apuesta por la conectividad y el entretenimiento gracias a una pantalla táctil de 7’’ que agrupa las principales funciones como climatización, radio, teléfono y sistema de navegación. Con la función Mirror Screen, se puede conectar los móviles de Android Auto y Apple Car Play y el navegador Citroën Connect Nav incorpora reconocimiento por voz. Esta nueva generación agrupa servicios conectados como TomTom Traffic. Además, gracias al dispositivo Citroën Connect Box, lleva un sistema de aviso de asistencia en caso de accidente o avería.

Fotos

Vídeos