Seat Arona, el «crossover» para la ciudad

Seat Arona, el «crossover» para la ciudad

El tercer lanzamiento de la marca de este año, que se presentará en septiembre en el Salón de Fráncfort, es el hermano pequeño de la familia SUV

Seat atraviesa un momento de pleno proceso de renovación de nuevos modelos, y con la próxima llegada del Arona, se trata de la mayor ofensiva de producto en la historia de la marca. Este año, tras el nuevo León y la aparición de la quinta generación del Ibiza, también verá la luz el «crossover» compacto, el Arona, que se encuadra dentro de la gama SUV como el hermano pequeño de la familia. El coche se fabrica exclusivamente en Martorell.

Pero hay más novedades para el 2018 y ya se anuncia el futuro SUV de mayor tamaño que el Ateca (para cinco o siete plazas). En ese momento, Seat habrá lanzado, de promedio, un vehículo nuevo cada seis meses en solo dos años y medio. De la inversión total de 3.300 millones de euros para el periodo 2015-2019, la marca ha destinado un total de 900 millones de euros también para gastos de I + D al Ibiza y al Arona.

El primer «crossover» compacto de Seat

El Arona es el primer «crossover» compacto de Seat, el tipo de coche del segmento B que más crece en el mercado, con unas ventas que se han multiplicado por cuatro desde 2015. Es la combinación de unas dimensiones compactas, perfectas para ciudad, y con las aptitudes de los todoterreno para afrontar los peores caminos. Además, con la última tecnología en cuanto a seguridad y conectividad, ya habitual en los segmentos superiores y también con numerosas opciones de personalización.

En el equipamiento, se va a ofrecer todos los sistemas de ayuda a la conducción y de infoentretenimiento ya conocidos en otros modelos de la gama. Es el caso del asistente de frenada automática de emergencia, control de crucero adaptativo, asistente de conducción autónoma en atascos, asistente de arranque en pendientes, detector de fatiga y sensores de lluvia y luces.

También podrá llevar entrada y arranque sin llave, cámara de visión trasera, pantalla táctil de 20,3 centímetros (8”), alerta de tráfico trasero, detector de ángulo muerto, sistema de aparcamiento asistido que funciona tanto en línea como en batería y cargador inalámbrico para el móvil con amplificador de señal GSM.

Con poco más de 4,10 metros de longitud, el nuevo Seat Arona destaca por sus dimensiones compactas pero destaca la habitabilidad interior y el maletero alcanza los 400 litros de capacidad.

En cuanto a las dimensiones, el Seat Arona mide 4.138 milímetros de longitud, lo que supone 79 mm más que el nuevo Ibiza y además es 99 mm más alto. Por tanto, cuenta con una mayor altura libre al suelo para atreverse con los obstáculos de los caminos y mejora aún más el espacio para la cabeza tanto en las plazas delanteras como en las traseras. También destaca un maletero que llega a los 400 litros de capacidad.

Gracias a que la banqueta de los asientos está más elevada, la posición de conducción es más alta y facilita la accesibilidad al interior. La suspensión eleva la carrocería 15 milímetros más que en el Ibiza y el parabrisas es ligeramente más vertical para ganar espacio en altura dentro del habitáculo. La plataforma del Arona es la última modular del fabricante (conocida como MQB A0) que permite una mayor flexibilidad de fabricación para que se pueda montar en diferentes modelos con varios tipos de carrocería dentro del mismo segmento.

Con el Arona, Seat lanza la mayor ofensiva de producto en la historia de la marca

Los acabados disponibles en el nuevo Seat Arona son los habituales en la marca (Reference, Style, Xcellence y el más deportivo FR). En términos de conectividad, puede incorporar el sistema Full Link que vincula el smartphone mediante Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link. En cuanto al sonido, se anuncia el sistema BeatsAudio con seis altavoces, un amplificador de ocho canales con 300W y un subwoofer en el maletero.

El diseño del Arona en el frontal refleja un aspecto robusto, que continúa la misma estructura del Ateca con un aspecto tridimensional más marcado. El estilo es claramente el de un «crossover», con elementos característicos como las protecciones muy marcadas en los paragolpes, en los pasos de rueda, en las taloneras de plástico y otras con aspecto de aluminio en la parte baja de los paragolpes.

Con barras en el techo, el diseño es similar al del resto de la gama Seat, con los faros y pilotos traseros de formas triangulares y tecnología led. En el interior, hay luz ambiental bicolor de led en rojo y blanco. En el acabado FR se incluye una suspensión adaptativa con dos ajustes y el sistema Seat Drive Profile permite elegir entre cuatro modos de conducción: Normal, Sport, Eco e Individual.

Con un puesto de conducción en donde todos los instrumentos se orientan hacia el conductor para facilitar el manejo y quitar la mirada de la carretera lo mínimo imprescindible, el interior destaca por las posibilidades de personalización en cuanto a colores y acabados. Por fuera, se divide en dos, con la parte baja de la carrocería por un lado y el techo más los pilares A y C por otro. En la paleta de colores, es novedad el Eclipse Orange. El techo puede ser gris, negro, naranja o del mismo color que la carrocería. En el pilar C destaca el gráfico en X grabado en la chapa para remarcar el aspecto crossover del Arona.

Motores gasolina y diésel

Todos los motores disponibles en la gama del nuevo Arona cuentan con inyección directa, turbo y llevan sistema de arranque y parada automático. En gasolina, la oferta arranca con el compacto tres cilindros de un litro de cilindrada y 95 caballos de potencia con cambio manual de cinco velocidades. El intermedio rinde 115 CV, con cambio manual de seis marchas o con el automático DSG de doble embrague y siete velocidades. El más potente es el nuevo 1.5 TSI de cuatro cilindros con 150 CV y tecnología de desconexión activa de cilindros, solo para el acabado FR.

En diésel, se va a comercializar el eficiente 1.6 TDI, disponible con 95 y 115 CV. El primero, con cambio manual de cinco velocidades o en opción el DSG de siete y el más potente con cambio manual de seis marchas. A mediados de 2018 llegará el motor 1.0 TSI de 90 CV alimentado, para su utilización con gas (GNC).

El nuevo Seat Arona se presentará al público en septiembre con ocasión del Salón de Fráncfort.

Fotos

Vídeos