Opel Grandland X, avisa de la fatiga del conductor

Opel Grandland X, avisa de la fatiga del conductor

El nuevo SUV, que se presenta en septiembre en el Salón de Fráncfort, ofrece numerosos sistemas de asistencia al conductor

A poco más de un mes de la presentación europea en el Salón de Fráncfort, y a dos de la llegada a los concesionarios, el nuevo Opel Grandland X podrá equipar novedosos y modernos sistemas de asistencia al conductor, como alerta de colisión delantera con frenado de emergencia automático y detección de peatones, asistencia de aparcamiento, cámara de visión 360º y un novedoso detector de fatiga que recomienda al conductor la necesidad de parar.

En Alemania, y de acuerdo con un estudio realizado por el ADAC (el automóvil club germano) sobre conducción en carretera, reflejaba que los conductores que se quedaban dormidos al volante eran responsables de uno de cada cuatro accidentes mortales. Ahora Opel va a ofrecer un sistema para reconocer los signos de fatiga y aconsejar al conductor tomar un descanso.

Detector de fatiga

El detector de fatiga en el conductor que monta el Grandland X no solo advierte de forma luminosa la recomendación de parar tras un determinado periodo de tiempo, sino es un completo dispositivo con tres niveles de funcionamiento. El sistema alerta si la trayectoria del vehículo se desvía del carril bien sea por agotamiento del conductor o falta de atención. En ese momento emite un mensaje a la persona al volante y una señal acústica.

Además, el sistema emite un mensaje en el cuadro acompañado de un aviso acústico cuando el conductor lleva conduciendo más de dos horas por encima de 65 km/h, alerta se repite cada hora. En un segundo nivel, el detector enciende un testigo en el cuadro de instrumentos acompañado de un pitido cuando detecta una corrección brusca de la trayectoria o una simple desviación en el camino marcado. Si el conductor hiciera caso omiso, el sistema volvería a recordar con el testigo y la alerta acústica subiría de volumen.

El Grandlanx dispone de alerta de colisión con frenado de emergencia automático y detección de peatones.
El Grandlanx dispone de alerta de colisión con frenado de emergencia automático y detección de peatones.

Además del detector de fatiga, el Opel Grandland X también ofrece una visibilidad nocturna mucho más luminosa y sin necesidad de deslumbrar a los que vienen de frente. Los faros led AFL opcionales producen una luz blanca brillante que en nada se parece a la iluminación convencional y se adapta automáticamente a las situaciones de la carretera.

Otros sistemas como el control de crucero automático con función de parada, mantiene la velocidad y la distancia seleccionadas con el vehículo precedente, y con la ventaja de que frena o acelera sin intervención del conductor para una mayor seguridad y confort de marcha. Como en los últimos modelos Opel, el Grandland X equipa el sistema Opel OnStar, que agrupa servicios como ayuda si se produce un accidente, asistencia en caso de robo del coche, un punto wifi, encontrar un aparcamiento o reservar una habitación de hotel.

El nuevo Grandland X cuesta a partir de 25.100 euros.

Fotos

Vídeos