Hyundai Ioniq, híbrido y enchufable

Esta versión, a la venta desde 26.450 euros, proporciona una autonomía en modo eléctrico de hasta 63 kilómetros

El Ioniq es el primer vehículo del mundo que ofrece tres sistemas de propulsión eléctrica. La gama se compone de la versión híbrida, el eléctrico y el híbrido enchufable, versión que acaba de llegar a los concesionarios. Con un precio oficial de 35.000 euros, se puede conseguir desde 26.450 euros con los descuentos, financiación de la marca, entrega de un Hyundai usado y la ayuda del plan Movea.

La tarjeta de presentación del Ioniq híbrido enchufable es muy atractiva, con una autonomía de hasta 63 kilómetros exclusivamente en modo eléctrico y un consumo oficial de tan solo 1,1 l/ 100 km (según la norma NEDC en ciclo combinado) que corresponde a unas emisiones de CO2 de 26 gramos por kilómetro.

Objetivo hasta 2020

Como parte de la estrategia global de sostenibilidad del fabricante, el Ioniq se engloba en un plan para comercializar tanto vehículos híbridos, enchufables, eléctricos como de pila de combustible, hasta un total de 14 modelos eficientes hasta 2020.

La parte mecánica del Ioniq híbrido enchufable combina el nuevo motor 1.6 GDI de gasolina de inyección directa, que rinde una potencia máxima de 105 CV y 147 Nm de par motor, con un motor eléctrico de 45 kW (61 CV) alimentado por una batería de polímero de ion litio. Además de la conocida garantía de cinco años que tienen todos los modelos Hyundai, en este híbrido enchufable dispone de una garantía de 200.000 kilómetros para la batería.

El cambio de marchas es una caja automática de tipo doble embrague de seis velocidades. Proporciona un confort de marcha muy agradable y con el mando en la posición Sport la entrega de potencia es inmediata con la lógica mejora a la hora de realizar un adelantamiento o solo por el mero hecho de necesitar más caballos en un momento determinado.

La carrocería cuenta con un 53 % de acero de muy alta resistencia, un material que mejora la seguridad a través de la absorción de energía de gran impacto en caso de choque, reduce el peso de la estructura y también mejora el comportamiento en carretera, con mejor agilidad en las curvas.

Por fuera, la carrocería es muy aerodinámica, con líneas y superficies suaves que trazan el contorno del vehículo. Los paneles exteriores se han diseñado para potenciar aún más la penetración en el aire que, combinada con otras soluciones de eficiencia, alcanza un coeficiente aerodinámico de solo 0,24. El diseño permite un maletero espacioso, con una capacidad de 443 litros con los asientos traseros plegados.

El coche lleva faros led y llantas de 16 pulgadas de diseño especial, si bien comparte con el Ioniq híbrido la mayor parte de los detalles de diseño exterior, como la parrilla hexagonal y las luces de día led verticales con forma de “C”. Esta versión enchufable se reconoce además por una tapa adicional para la toma de carga en aleta delantera izquierda.

Tampoco faltan sistemas de asistencia al conductor como la frenada autónoma de emergencia, asistencia de permanencia en carril, control de crucero, detector de ángulo muerto y alerta de tráfico trasero. También dispone de los sistemas de conectividad Android Auto, Apple Car Play y los servicios Live para obtener información de tráfico en tiempo real, así como Mapcare que ofrece un mapa anual gratuito y actualizaciones de software.

Además, es posible la carga inalámbrica de los móviles. Puede incorporar en el cuadro de un instrumentos de una práctica pantalla TFT de 8 pulgadas en el que se muestra todo tipo de información, como la velocidad del vehículo, navegación, modos de conducción, estado de la batería, etc.

El Ioniq híbrido enchufable se comercializa con dos niveles de equipamiento con los nombres de Tecno y Style. La tarifa oficial de precios es de 35.000 y 38.000 euros respectivamente, aunque al aplicar las diferentes ayudas por el plan Movea, descuentos de la marca por financiación o al entregar un Hyundai usado, el primero se vende desde 26.450 euros.

Fotos

Vídeos