Ideal

Ford presenta la próxima generación de tecnologías de asistencia al conductor

Ford presenta la próxima generación de tecnologías de asistencia al conductor

  • La marca evoluciona los sistemas de ayuda al aparcamiento y estudia otros sobre la presencia de vehículos que circulan en dirección contraria

La actividad en el Centro Europeo de Investigación e Innovación de Ford en la localidad germana de Aachen es muy dinámica. En estas instalaciones la marca estudia, entre otros, la próxima generación de los nuevos sistemas de asistencia al conductor, elementos que en un futuro cercano deberían ser montados en serie en todo automóvil de producción.

Las nuevas tecnologías, que se espera estén disponibles en vehículos Ford durante los próximos dos años, forman parte del compromiso del fabricante en triplicar la inversión en el desarrollo de dispositivos de ayuda al conductor, e incluye la evolución y mejora de las distintas capacidades. En este caso, se centra sobre los sistemas que hacen más fácil aparcar y conducir con tráfico denso, así como ayudar a los conductores a adelantar a otros vehículos para evitar colisiones a alta velocidad y alertar a los conductores que estén circulando en sentido contrario.

Sistema de aparcamiento mejorado

El mejorado sistema de ayuda activa de estacionamiento controla la dirección, la selección de marchas y la marcha hacia delante y hacia atrás para hacer posible que se aparque con solo pulsar un botón. Sin intervención del conductor, el vehículo puede entrar y salir de una plaza de aparcamiento en paralelo y maniobrar en batería. El sistema también utiliza sensores para encontrar plazas de aparcamiento adecuadas al tamaño del coche.

La alerta de tráfico cruzado se está evolucionando. El sistema, que detecta personas y objetos a punto de pasar por detrás del vehículo, emite un aviso y activa el freno de manera automática si el conductor no responde; además, dispondrá de una cámara de visión trasera con una visión ampliada de la parte trasera del vehículo que permite ver detrás de las esquinas. También captará otros vehículos como motos y bicicletas.

Ford también ha desarrollado una nueva tecnología que va a ayudar a los conductores a adelantar a vehículos parados en mitad de la carretera o que circulan muy despacio para evitar colisiones. El sistema utiliza tecnologías ya existentes como la alerta de colisión frontal y el asistente precolisión, que reduce la gravedad de algunas colisiones frontales. Se ha diseñado para operar en ciudad y en carretera, y utiliza un radar y una cámara para detectar esos vehículos detenidos; ayuda al conductor con la dirección para que pueda esquivarlo en caso de colisión inminente. El sistema se activa si hay espacio insuficiente para evitar una colisión y el conductor decide llevar a cabo una acción evasiva.

Otro sistema que será una realidad en un futuro cercano es la alerta de la presencia de vehículos en sentido contrario. El dispositivo utiliza una cámara montada en el parabrisas y aprovecha la información del navegador para enviar a los conductores avisos visuales y sonoros en el momento que pasan por señales de dirección prohibida en el acceso a una carretera. El sistema, que se estrenará primero en Alemania, Austria y Suiza, toma como punto de partida el sistema de reconocimiento de señales de tráfico y avisa a los conductores a que detengan el vehículo o den la vuelta.

Por otra parte, el asistente de atascos es una tecnología cuya comercialización se espera para dentro de dos años. El sistema ayuda al conductor a mantener el vehículo centrado en su carril y frena y acelera para mantener el ritmo con el vehículo que le precede. A largo plazo, Ford está desarrollando un sistema de iluminación frontal mediante cámaras que amplía el haz del faro en cruces y rotondas tras interpretar las señales de tráfico.