Ideal

Tráfico instalará 60 radares nuevos

  • También revisará los tramos de adelantamiento y se plantea colocar balizas para que esta maniobra no se pueda realizar de ninguna manera

Más de 60 nuevos radares fijos, una revisión de los tramos en los que se puede adelantar, un censo de puntos negros o la mejora en la señalización de cruces peligrosos son algunas de las quince medidas urgentes que el Ministerio del Interior pondrá en marcha para conseguir frenar las muertes en las carreteras.

Es el objetivo que el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se ha fijado en su comparecencia en la comisión de Seguridad Vial del Congreso, donde ha tendido la mano a toda la oposición para lograr un "ansiado" pacto del Estado por la Seguridad Vial.

Y porque "no hay tiempo que perder" y los accidentes hay que "sacarlos de la lucha política", el ministro ya ha emplazado a todos los grupos parlamentarios el próximo día 14 de febrero en la Dirección General de Tráfico para comenzar a trabajar por ese pacto, que la oposición ha aplaudido.

Un acuerdo a largo plazo y complementario a las quince medidas urgentes anunciadas hoy -ya hay en vigor otras- con las que Interior quiere reaccionar "con rapidez" al repunte de siniestralidad en 2016, que dejó 1.160 muertes y puso fin a 13 años de descensos.

En este paquete de soluciones urgentes -tienen un coste de 11,7 millones de euros y se pondrán en marcha "paulatinamente"- destacan el refuerzo de la seguridad en las zonas de adelantamiento con mayor siniestralidad, de forma que se estudiará la conveniencia de modificar estos tramos, además de señalizar la prohibición de esta maniobra con doble línea continua en lugar de simple e, incluso, con la instalación de balizas.

Los excesos de velocidad protagonizan cinco medidas: Más de 60 nuevos radares fijos de velocidad y de cinturón de seguridad en tramos peligrosos, revisión de los actuales, avisadores en 250 puntos de vías secundarias antes de curvas o poblaciones, por ejemplo.

Tras dejar claro que los radares "no tienen un fin recaudatorio, sino disuasorio", Zoido ha dicho que lo que se pretende es "estudiar muy bien dónde son necesarios para evitar accidentes y dónde no lo son".

Además, se colocarán lectores de matrículas en 15 paneles que adviertan al conductor que sobrepasa el límite y a los 300 tramos de mayor siniestralidad ya señalizados se sumarán otros 1.200, donde además se intensificarán los controles móviles de velocidad.

Junto a estas propuestas, Tráfico hará un censo de puntos negros, alertará a los conductores de la peligrosidad de 45 cruces, elaborará una instrucción para aumentar los agentes de la Guardia Civil en determinados puntos e informará de rutas ciclistas para que los coches reduzcan la velocidad en determinados momentos.

Contra las distracciones, sobre todo a consecuencia del uso del móvil al volante, la DGT lanzará una campaña en redes sociales, donde también se publicarán testimonios de víctimas de accidentes.

Y aunque Zoido se ha referido a que España sigue siendo uno de los países de la UE con menor tasa de mortalidad en carretera y a que se ha aumentado un 5 por ciento los viajes o que hay casi 700.000 coches más, ha subrayado que ni él ni el Gobierno se van a "amparar" en excusas, sino en buscar soluciones.

Por eso, en paralelo a las medidas urgentes, el ministro ha lanzado a los grupos otras propuestas: dos planes estatales, uno de de educación vial y otro para la bicicleta, y una revisión de la estrategia de esta materia, sin cerrarse a posibles reformas de la ley de seguridad vial y de los reglamentos de circulación.

Y por encima de todo, una meta superior, lograr un "ansiado" pacto de Estado para el que Zoido ha pedido la colaboración y la implicación de otros ministerios, sectores y colectivos.

De la oposición ya ha obtenido un primer visto bueno, aunque le han reprochado que en su paquete de soluciones se haya olvidado cuestiones como el aumento de los guardias civiles, una mejora en las carreteras, medidas concretas para atajar las muertes de motoristas, aumentar los auxilios, planes específicos ante niveles altos de contaminación o más campañas de sensibilización.

"Ha heredado una situación dramática del anterior ministro y una gestión muy negativa", ha lamentado el portavoz del PSOE Pablo Bellido, que se ha mostrado partidario de alcanzar un pacto "escuchando a la oposición", mientras que desde las filas de Podemos el diputado Juan Antonio Delgado ha criticado la "falta de interés" del Gobierno para elaborar políticas que eviten estas "tragedias".