La UGR necesita tres millones para reabrir la piscina de Fuentenueva

Estado actual de la piscina de Fuentenueva, que lleva tres veranos cerrada. / ALFREDO AGUILAR

La Universidad granadina pedirá a la Junta que asuma este coste en compensación por el paso del metro por el campus universitario

ANDREA G. PARRAGRANADA

El oasis que para muchos granadinos suponía en verano la piscina del campus de Fuentenueva cumple su tercer verano cerrado. Y sumará el cuarto invierno en que no haya agua en esta gran infraestructura. Las instalaciones requieren de una gran intervención para poder abrir sus puertas al público. La Universidad de Granada (UGR) no tiene dinero para asumir el gran coste del proyecto. El presupuesto es de unos tres millones de euros.

Las actuaciones se deben centrar en terminar con las filtraciones del vaso, que pierde agua; mejoras en la depuradora, climatización...; remodelación de los vestuarios; y obras en cubiertas. Es un proyecto que contempla todas las actualizaciones y adaptaciones normativas de un piscina olímpica.

La intención de la institución universitaria granadina es que esta infraestructura pueda estar abierta y dando servicio los 365 días del año. Adecuarlas a las exigencias del verano y del invierno. Para poder acometer las obras, los gestores de la Universidad granadina han planteado que en compensación por las obras del metro, que pasan por el campus de Fuentenueva, la Junta de Andalucía asuma este coste de las reformas en la piscina.

Hace un par de semanas estaba prevista la reunión entre la administración autonómica y los representantes de la UGR. Se desconvocó la cita y ahora se ha programado para este jueves. Los responsables de Universidad granadina plantearán que en lugar de que se construya el parking que se había programado al lado de las pistas donde está el Centro de Actividades Deportivas se hagan las obras de la piscina.

«No creemos que sea necesario un parking en ese espacio ni que esté en la línea del campus sostenible y saludable que queremos que sea Fuentenueva», explicaron ayer fuentes universitarias.

Cuando se determinó que el metro pasaría por el campus donde están centros universitarios como Caminos y Ciencias, se acordó que la administración autonómica compensara a la Universidad granadina. De eso hace años y se plantearon diferentes intervenciones. Aún están sin acometerse muchas de las actuaciones que se plantearon. Algunas sí se llevaron a cabo.

La UGR desecha ahora el parking que se planteó y prefiere que se acondicione la piscina y se lleven a cabo, además, actuaciones de mejora en todo el campus en temas de iluminación, jardinería, acerado... Todo eso se planteará en la reunión, si no se desconvoca como la última vez.

Cuando se iniciaron las obras del metro en Fuentenueva, hubo gran tensión y debate. Primero fue por la intervención y después por las compensaciones. Hubo diferentes escritos y posicionamientos porque se rompían los paseíllos universitarios, zona de referencia. Asimismo, hubo crítica y debate por la tramitación del proceso.

Infraestructura emblemática

Ahora, la UGR aprovechará para que el metro sirva para poder arreglar una infraestructura emblemática. Entre tanto, los universitarios y el resto de granadinos no podrán refrescarse en la piscina con mejores dimensiones y precios de la capital. La cuantía entre semana estaba en esta piscina entre los tres y cinco euros. Para los menores de 14 años por debajo de los tres euros. Precios que se duplican y en algunos casos se triplican en las piscinas que llevan empresas privadas que hay en la capital granadina.

A falta de Fuentenueva, los universitarios cuentan para tareas docentes y de investigación con la piscina de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, localizada en Camino de Alfacar. Esas instalaciones, que se inauguraron no hace mucho, están durante el curso a disposición de alumnos y docentes que realizan diferentes tareas científicas con grupos muy variados.

El campus deportivo de Fuentenueva está mucho mejor situado. Se ubica al lado de la Facultad de Ciencias y de la Escuela de Caminos y la de Edificación. Todo en torno a los paseíllos universitarios. Sí están operativos los dos pabellones, el campo de fútbol, pistas de fútbol sala y balonmano, pistas de baloncesto y las de voleibol. Además, están las oficinas administrativas y técnicas del Centro de Actividades Deportivas y de atención al público. Todas estas pistas están abiertas tanto a la comunidad universitaria como al resto de la población.

El campus donde se forman los futuros ingenieros, biólogos, matemáticos... es seña de identidad de la UGR. La institución universitaria quiere que sea «sostenible y saludable». Cuenta con los paseíllos universitarios, durante años espacio para correr y entrenar de cientos de granadinos, y con diferentes instalaciones deportivas. Asimismo, está la sede principal y más señera de los comedores universitarios. Además, está muy próximo el campus Centro.

En los dos años de mandato de la rectora Pilar Aranda, las infraestructuras pasaron a un segundo plano debido a la difícil situación económica. Se han acometido solo las intervenciones de urgencia y las de mantenimiento. La piscina necesita una fuerte inversión para que pueda abrir con todas las garantías.

Fotos

Vídeos