La UGR entrega sus premios de excelencia a los mejores docentes del año

La rectora posa con los docentes premiados en la Sala Máxima del Espacio V Centenario. /Alfredo Aguilar
La rectora posa con los docentes premiados en la Sala Máxima del Espacio V Centenario. / Alfredo Aguilar

Los galardonados reivindican que la docencia sea considerada y reconocida al mismo nivel que la investigación

ANDREA G. PARRAGRANADA

Los buenos docentes también tienen premio. El debate entre la enseñanza y la investigación en la Universidad se enquista y los reconocimientos no son lo mismo para una tarea que para otra. La docencia es para algunos la hermana pobre en cuanto a baremos, premios, currículum... se refiere. La Universidad de Granada (UGR) dio la vuelta a la tortilla ayer lunes y aplaudió en un acto público el buen hacer de varios profesores en las aulas con los alumnos. La rectora Pilar Aranda no dudó en destacar que el buque insignia de la Universidad granadina es la docencia. «Queremos que se sepa que somos muy buenos en docencia», defendió.

Estas valoraciones las hizo antes de la entrega de los premios de excelencia docente de la Universidad granadina, que se celebró en la Sala Máxima del Espacio V Centenario, que estaba llena. «Hay que reivindicar el papel del profesorado en todo el proceso de la enseñanza docente», aseveró el profesor Diego Pablo Ruiz Padillo del departamento de Física Aplicada, que fue uno de los galardonados. «Estamos en la Universidad de Granada y no en el Centro de Investigaciones Científicas, la docencia y la investigación deben ser dos patas con la misma importancia», reivindicó. Asimismo, apostó por lo que calificó como una ilusión: «Que la UGR sea conocida en toda España y en el mundo por su calidad docente». En una sociedad de lo artificial y en la que se habla continuamente de la inteligencia artificial, habló de la inteligencia humana, del factor humano.

José Gómez Zotano, profesor titular del departamento de Análisis Geográfico Regional y Geografía Física, fue otro de los galardonados. Dijo que el premio era para los alumnos de las asignaturas que ha impartido desde casi principios del año 2000. Expuso que la Geografía en la UGR «goza de una buena salud», pero lamentó que en otras universidades no ha ocurrido esto y en estos años de crisis estos estudios han desaparecido en algunas. Sostuvo que las Humanidades son «fundamentales» y agregó: «La Geografía es elevar el sentido común a Ciencia».

María José Muñoz Alférez, catedrática del departamento de Fisiología; Purificación Pérez García, profesora titular del departamento de Didáctica y Organización Escolar; y Francisco Lamas Fernández, profesor titular del departamento de Ingeniería Civil fueron otros de los distinguidos en el evento de este lunes.

En el apartado de profesorado con una trayectoria docente superior a 25 años, los premiados fueron Celia Ordóñez Solana, profesora titular del departamento de Economía Financiera y Contabilidad; Antonio Sánchez Pozo, catedrático del departamento de Bioquímica y Biología Molecular II, que no pudo asistir; y Emilio Herrera Cardenete, profesor titular de Escuela Universitaria del departamento de Construcciones Arquitectónicas.

«La hija menor»

Herrera Cardenete, que lleva 42 años, dijo que «este premio es en estos momentos lo mejor que me puede pasar». Lamentó que la docencia sea la «hija menor» porque «no debe producirse esta separación». Recordó que la Universidad ha cambiado mucho, cuando él entró no había ni departamentos, y desgranó algunos de los cambios, en algunas ocasiones, «no todos para bien».

Los galardonados reflexionaron sobre que no es nada fácil ejercer la docencia y valoraron como cada grupo de alumnos es diferente. Sus modos de trabajar y enseñar al igual que la de otros grupos de docentes han tenido éxito y ahora son aplaudidos. También hubo premio para el Grupo Docente de Coordinadores del Máster de Enseñanza Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas, que recogió el coordinador del mismo, Antonio Moreno Verdejo. Asimismo fueron reconocidos el Grupo Mentor-Cien y el Grupo Docente de Medios Audiovisuales aplicados a la docencia Jurídico-Laboral.

La mesa constituida en el Espacio V Centenario para entregar los premios estuvo integrada por mujeres. La presidía la rectora Pilar Aranda, y además participaron la vicerrectora de Docencia, María López-Jurado; la vicerrectora de Personal Docente e Investigador, Pilar Carrasco; la vicesecretaria general, Inmaculada Ramos Tapia; y la directora de la Unidad de Calidad, Innovación y Prospectiva de la UGR, Teresa Pozo. La vicerrectora López-Jurado dijo que no tienen miedo a que se les exija cada vez más como profesores y apostó por una Universidad de excelencia también en docencia.

La Sala Máxima se llenó ayer lunes de familiares y amigos docentes de los premiados para aplaudir el buen trabajo de los maestros con mayúscula en el aula.

Fotos

Vídeos