Un 'enjambre sísmico' provocó más de veinte terremotos en Granada en 10 horas

Los profesores de la UGR del Insituto Andaluz de Geofísica contrastan los datos que los sismógrafos han recogido en las últimas horas /VANESA SÁNCHEZ CORTÉS
Los profesores de la UGR del Insituto Andaluz de Geofísica contrastan los datos que los sismógrafos han recogido en las últimas horas / VANESA SÁNCHEZ CORTÉS

Entre la madrugada y la mañana del lunes se registraron dos decenas de seísmos de entre 2,5 y 3 grados de intensidad por la falla de Sierra Elvira

Vanessa Sánchez
VANESSA SÁNCHEZGranada

La falla que separa Sierra Elvira de la Vega granadina es el origen de las más de dos decenas de pequeños terremotos ocurridos desde la noche del domingo y en la jornada del lunes. El triángulo formado por los municipios de Fuente Vaqueros, Pinos Puente y Valderrubio ha acumulado más de una veintena de pequeños seísmos de entre 2,5 y 3 grados de magnitud. Su cercanía con la superficie ha permitido que la población perciba el movimiento, porque según José Morales, director del Instituto Andaluz de Geofísica de la Universidad de Granada, estos temblores son continuos en la provincia. El fenómeno ocurrido en los últimos días se llama enjambre sísmico: «Es usual que la liberación de la microsismicidad se haga de esta forma; se producen decenas o incluso centenares de microterremotos en poco espacio de tiempo y de pequeña magnitud que no son percibidos por la población». Aunque puntualiza que estos fenómenos pueden llegar a durar semanas y meses. No es el caso de los últimos que apenas han durado unas horas, aunque pueden repetirse en los próximos días.

«Si ha habido terremotos en el pasado los va a haber de nuevo, pero no podemos decir cuándo»

Granada se encuentra en una zona de alta actividad sísmica, porque es un espacio afectado por los movimientos de las placas que se dan bajo el Mar de Alborán. De hecho, el último terremoto de mayor intensidad ocurrió el año pasado en este área. Su intensidad fue de 6 grados y, aunque sucedió lejos de la costa, se dejó notar en Granada, Málaga y Almería.

En la provincia hay terremotos de forma continua: «En un mapa de sismicidad reciente puedes ver que hay terremotos en todo Granada y es uno de los lugares de la península donde hay más tasa de actividad pero en comparación con otras zonas de Europa en términos de peligrosidad, el nivel de la provincia es medio bajo», explica el profesor de la Universidad de Granada.

62 años del gran terremoto

El 19 de abril de 1956 un terremoto de 5 grados de intensidad entre Atarfe y Albolote provocó la muerte de 12 personas. En realidad, el terremoto no fue destructivo por su potencia sino que sus efectos evidenciaron la carencia de infraestructuras que soportasen esta actividad sísmica. «Las edificaciones actuales deben cumplir con la legislación vigente al respecto», señala Morales, por eso, el patrimonio histórico granadino sería «el más vulnerable» en estas circunstancias. Y Granada no está a salvo en ese sentido: «Si ha habido terremotos en el pasado los va a haber de nuevo, pero no podemos decir cuándo» explica José Morales. «No se conoce la tasa de recurrencia, es decir, la periodicidad con la que se producen los terremotos y el periodo que transcurre entre cada uno de los seísmos», dice el experto. «En un mismo siglo puede haber varios y en otros, apenas», precisa el director del Instituto Andaluz de Geofísica.

En los últimos 10 años no ha ocurrido ningún fenómeno resaltable, los terremotos acontecidos en los últimos tiempos no han llegado a superar los 4,5 grados de magnitud.

Fotos

Vídeos