Las carreras del 'ladrillo' necesitan 'followers' en la Universidad de Granada

Un aula de Información y Documentación, otra de las carreras con vacantes. /ALFREDO AGUILAR
Un aula de Información y Documentación, otra de las carreras con vacantes. / ALFREDO AGUILAR

Las titulaciones de la UGR relacionadas con la construcción no completan los cupos en el primer curso, aunque se aprecia un cierto repunte

ANDREA G. PARRAGRANADA

Son las carreras con menos ‘followers’ en su primer curso, si se traslada la comparativa a las redes sociales. La UGR es solicitada cada periodo de preinscripción por miles de estudiantes para iniciar su carrera pero hay algunas titulaciones que no consiguen ocupar todas las plazas. Están muy lejos de que los puestos que ponen a disposición de los nuevos alumnos se cubran. Después de terminar el primer semestre y comenzar el segundo, hay clases con muy pocos estudiantes. El profesor no puede poner como excusa que son muchos para aprenderse el nombre.

Grados como el de Edificación ofertaron 145 plazas para los estudiantes de primero. Se ocuparon solo 68. Eso en primero, porque bien es cierto que el total de matriculados en este centro del campus de Fuentenueva se eleva a 636. Cifras, no obstante, lejanas a los años del boom inmobiliario y bonanza en los que a esta escuela venían los empresarios a por los alumnos para trabajar. En el grado de Información y Documentación, había 100 plazas de nuevo ingreso y solo se matricularon 47 estudiantes. El total de matriculados, en todos los cursos, es de 197 alumnos en esta titulación.

No son las únicas carreras en las que no se completó el cupo de estudiantes de nuevo ingreso. En las que están más relacionadas con la construcción, además de Edificación, hay puestos libres este curso 2017-2018. Arquitectura, que tenía 160 plazas cubrió 148; y en Ingeniería Civil había 180 y se matricularon 141.

En otras ramas de conocimiento también hay en primero puestos libres. Es el caso de Relaciones Laborales y Recursos Humanos, que había 370 plazas y se han matriculado 342. En otras carreras también ha habido plazas sin cubrir, aunque en cifras reducidas. Llamativo es el número de estudiantes en Ciencias Políticas y de la Administración, que este curso cuenta en total con 622 alumnos. En primero se matricularon 143, se cubrieron prácticamente todas las plazas porque había 150.

En otras titulaciones, sin embargo, se llegaron a matricular uno o dos estudiantes más del cupo establecido. Es el caso de Medicina, había 253 plazas y figuran como matriculados 258. Esto se debe a que hay varios estudiantes con la misma nota de corte y se matriculan. Medicina y el resto de carreras de la rama sanitaria tienen listas de espera muy abultadas, de cientos de alumnos. En Educación Infantil había 330 plazas y hay 333 matriculados.

Las carreras con más estudiantes en primero son Educación Primaria (512 matriculados) le sigue Derecho (499), Farmacia (320) y Medicina (258). Los estudios con más alumnos, teniendo en cuenta todos los cursos, son Derecho, con 2.519, después está Educación Primaria, con 2.415, y en tercero puesto Farmacia con 2.136.

El decano de la Facultad de Comunicación y Documentación, Jorge Bolaños, explica que «no hay una sola razón –a la baja demanda del alumnado–, pero lo más importante es la baja visibilidad social de la titulación, que puede deberse entre otros factores a la crisis del empleo público en los últimos años, sin haberse consolidado aún en el ámbito privado, pese a su evidente utilidad para las empresas, la pérdida de identidad del cambio de nombre del título (antes era Biblioteconomía y Documentación) que se ha asociado históricamente a bibliotecas y archivos y la dificultad de identificar una titulación con elementos humanísticos, científicos y tecnológicos al mismo tiempo por parte del alumnado de bachillerato. Así no se identifica bien por parte de los jóvenes, que prefieren, por ejemplo, las titulaciones de Comunicación, y que erróneamente no asocian la Documentación con las TICs, ni de sus familiares».

"Lo más importante es la baja visibilidad social de la titulación, que puede deberse entre otros factores a la crisis del empleo público" JORGE BOLAÑOS

El decano añade que están tomando algunas medidas para atraer más alumnos. «La facultad está planteando un cambio parcial del plan de estudios, con reestructuración en tres itinerarios, uno más ligado a bibliotecas y archivos, otro a tecnologías web y redes sociales y otro a la gestión de documentación y archivo empresarial, que será pionero entre las universidades españolas». La UGR es la única que oferta la titulación en Andalucía. En el conjunto de España, la situación es «similar o peor, con lento declive, y algunas facultades están planteando modificaciones de contenido y orientación similares a la nuestra», explicita Bolaños.

Baja nota de corte

En el caso de Edificación, el director de la escuela, el profesor Juan Manuel Santiago, dice sobre la baja solicitud de estos estudios que «es muy complejo y, efectivamente, tiene que ver con la crisis del sector de la construcción, al que se achacan los males de la crisis financiera de 2007». Y añade: «El descenso de demanda es generalizado en todas las titulaciones relacionadas como son Arquitectura, Civil... y en todas las provincias, andaluzas y españolas. En algunas de estas titulaciones se cubren las plazas ofertadas, pero la nota de corte ha descendido al mínimo». Apunta a que el sector de la construcción presenta ya índices de recuperación.

En este centro este año se ha puesto en marcha un doble grado en Administración y Dirección de Empresas y Edificación y se han matriculado 13 estudiantes. Había quince ofertas por lo que el índice de matriculados ha sido muy bueno. Así, el número total de estudiantes de nuevo ingreso llega a los 85 y también se están llevando a cabo medidas para atraer a más estudiantes.

Fotos

Vídeos