La caja fuerte de la UGR: así se custodian los 55.000 exámenes de la Selectividad

La caja fuerte de la UGR: así se custodian los 55.000 exámenes de la Selectividad
ALFREDO AGUILAR

Todas las medidas están estudiadas para que no ocurra como en Extremadura, que hubo una filtración y se han tenido que repetir algunos controles

ANDREA G. PARRAGRANADA

Los exámenes de selectividad son uno de los secretos mejor guardados cada curso. Este año era la Universidad de Córdoba la encargada de la organización de las Pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso y de Admisión a la Universidad (PEvAU). El día cuatro de junio fueron los responsables de la Universidad granadina a por las copias: unos 55.000 exámenes, que han estado guardados en caja fuerte. Se trajeron las copias (en una reprografía cordobesa se hicieron casi un millón para Andalucía) en papel y un pendrive para lo que pudiera hacer falta (por ejemplo, ampliación de letras…). Ese 'pincho' solo se puede utilizar en ordenador sin conexión a internet, está encriptado y la contraseña está al alcance de contadas personas.

Todas las medidas están estudiadas para que no ocurra como en Extremadura, que hubo una filtración y se han tenido que repetir algunos controles. Este martes llegó el gran día, los alumnos comenzaron a hacer pruebas en Granada. Cada uno tiene su código de barras asignadas. No llevan nombre los exámenes.

Una vez hecho el control, vuelven a estar custodiados esos papeles. El viernes comenzarán a corregir las pruebas. Los ejercicios serán corregidos y calificados por 218 profesores. Cada materia tiene una sede asignada. El día 21 se conocerán las notas.

Juan Luis Benítez Muñoz, director de la Unidad de Orientación Académica y Acceso a la Universidad de la institución universitaria granadina, explica que de cada materia se hacen seis juegos de exámenes, tres para junio y tres para septiembre. Ellos les llaman el examen titular, el suplente y reserva. A lo largo del curso los ponentes hacen diferentes ejercicios. Después se meten en un sobre lacrado y se hace un sorteo. Ni los ponentes saben qué se preguntará en las Pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso y de Admisión a la Universidad.

Una vez comienzan a examinarse, Benítez indica que «todos los exámenes están perfectamente localizados». Agrega que hay mecanismos de control que permiten un «doble cotejo, incluso diría que un triple cotejo«.

Fotos

Vídeos