La UGR aumenta hasta mil euros su ayuda por alojamiento

Participantes en el campus inclusivo europeo de la Universidad granadina.
Participantes en el campus inclusivo europeo de la Universidad granadina. / UGR

El Consejo de Gobierno de la Universidad granadina aumenta un 5% el plan propio de becas para comedores, material, precios públicos o másteres

ANDREA G. PARRAGRANADA

Soporte económico para los universitarios con menos recursos para que no tengan que abandonar sus estudios. El Consejo de Gobierno de la Universidad de Granada (UGR) ha dado luz verde al plan propio de becas y ayudas al estudio. El Gobierno aprobó el viernes el Real Decreto por el que se establecen los umbrales de renta y patrimonio familiar y las cuantías de las becas y ayudas al estudio para el curso 2017-2018. A la convocatoria del plan propio de la Universidad granadina concurren los estudiantes a los que se les deniega la del Ministerio de Educación.

Las ayudas de carácter general y las ayudas de carácter social son la piedra angular de este plan. Entre los dos suman para el próximo año académico 1.632.500 euros. Es casi un 5% más que en 2016-2017.

La novedad más importante es la variación en el importe de las ayudas a alojamiento. Se pasará de 500 euros a 1.000 euros a cada beneficiario para todo el curso. En muchos casos el alumno tendrá para cubrir entre el 50% y 70% de lo que paga en el año académico. Habrá 200 becas y una partida de 200.000 euros.

En el plan general se engloban también las becas de comedor para las que se han programado 400 con un presupuesto de 400.000 euros; para precios públicos habrá 875 becas, 650.000 euros; para material 200 podrán ser los beneficiarios y contarán con 60.000 euros; y para precios públicos para máster, 250 ayudas y 112.500 euros. En total, 1.925 becas y 1.422.500 euros para el curso 2017-2018.

En el 2016-2017 el número de beneficiarios en este programa han sido 1.623 alumnos. La inversión ha sido 941.660,70 euros. Se ha ayudado en alojamiento, por ejemplo, a 148 estudiantes y el monto ha sido de 74.000 euros. Para el curso que viene habrá reservado un cupo para estudiantes de primero en este plan general. La oferta se está adecuando a la demanda, según explican desde la propia Universidad granadina. Con los años de la crisis ha habido situaciones muy dramáticas y de grandes necesidades. Solo un dato, la institución universitaria granadina ha incrementado desde 2012 el número de becarios del Ministerio de Educación. Esto tiene diferentes lecturas y una es que cada vez más familias necesitan ayuda para que sus hijos puedan estudiar en la Universidad. En el caso del Gobierno central se tienen en cuenta requisitos académicos -que se endurecieron- y económicos. Los umbrales fijados son bajos, familias con pocos recursos. Este curso han sido más de 17.000 los becarios del Ministerio de Educación en la UGR. En los últimos años, se han quejado en reiteradas ocasiones en que mermaron las cuantías del Ejecutivo central ingresadas a los alumnos.

En la Universidad granadina, cuentan con un apartado específico de ayudas de carácter social y atienden a los estudiantes con problemas más importantes. Este curso se ha invertido, y en este caso el verbo está más que justificado, 150.000 euros. El presupuesto previsto para el próximo son 210.000 euros.

Todo el curso

«Por primera vez vamos a mantener la convocatoria abierta durante todo el curso para poder atender de manera inmediata las circunstancias sobrevenidas que pudieran impedir al estudiante continuar con sus estudios. Es un importante avance que dota a nuestras ayudas de un verdadero carácter social», explicaron desde la institución.

Si se suman tanto el plan general, ayudas sociales como el resto de programas se superan los 2,7 millones de euros. «El objetivo no es otro que hacer que la igualdad de oportunidades sea algo real y favorecer la vida universitaria de nuestros estudiantado», defendió el equipo de gobierno el pasado viernes.

«En cuanto a las ayudas para precios públicos de grado y máster, proponemos mantener la convocatoria, pero adecuándonos a la nueva realidad que supone el nuevo decreto de precios públicos de la Junta de Andalucía», indicó la misma fuente.

Una apuesta por la integración internacional

Sin fronteras de ningún tipo. Ni físicas ni psíquicas ni educativas. Ayer lunes comenzó en la Universidad de Granada (UGR) el campus inclusivo europeo INnet Campus, que se desarrollará durante toda la semana. Los alumnos conocerán que ofrece la ciudad y la institución universitaria. La UGR sigue sumando esfuerzo para dar cobertura a todos los estudiantes que quieran cursar sus estudios en sus aulas. Son diferentes los programas y ayudas durante el año académico a los universitarios y ahora muestran lo que son a los futuros alumnos que puedan llegar. Ponen en valor esa frase que tienen como ‘guía’: ‘Y yo, ¿Por qué no?’.

INnet Campus es una acción conjunta de Fundación ONCE, como coordinadora del proyecto, en colaboración con la Escuela Superior Artesis-Plantijn (Amberes, Bélgica), la Universidad granadina y la Facultad de Derecho de la Universidad de Lisboa (Portugal). Financiado a través del programa Erasmus + de la Comisión Europea, está dirigido a estudiantes belgas, portugueses y españoles con discapacidad, de centros de educación secundaria de cada país socio. Participan un total de 17 estudiantes.

Los objetivos de INnet Campus, según informó la UGR en una nota de prensa se centran en promover la movilidad transnacional de los jóvenes con discapacidad, fomentar el acceso a los estudios superiores universitarios a estudiantes con discapacidad, reduciendo así el porcentaje de abandono escolar temprano; dar a las universidades la oportunidad de llegar a futuros estudiantes universitarios con discapacidad e identificar oportunidades de mejora en su campus, para que las universidades estén preparadas para ofrecer una educación universitaria inclusiva en condiciones de igualdad de oportunidades para todos los estudiantes, además de mejorar y promover la inclusión de personas con discapacidad en la comunidad universitaria.

En el acto de inauguración de ayer intervinieron la vicerrectora de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión, Teresa María Ortega; el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad, José Antonio Naranjo; la directora del Secretariado para la Inclusión y la Diversidad, Esperanza Alcaín; el decano de la Facultad de Ciencias del Trabajo, Pedro Antonio García; y un futuro estudiante de la UGR que formó parte de INnet Campus durante la pasada edición, Vicente Royo Pineda. El acto se celebró en la Facultad de Ciencias del Trabajo, en el campus Centro.

La vicerrectora de Responsabilidad Social, Igualdad e Inclusión y el vicerrector de Estudiantes y Empleabilidad han subrayado el esfuerzo que realiza la Universidad granadina para integrar plenamente a estudiantes con discapacidad. Por su parte, el decano de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la UGR, Pedro Antonio García López, ha puesto el foco sobre la labor que realiza su centro para ayudar a mejorar las habilidades de las personas discapacitadas, aumentar su independencia y crear herramientas que mejoren sus perfiles profesionales de cara al empleo.

La directora del Secretariado para la Inclusión y la Diversidad, Esperanza Alcaín, citó las actividades de divulgación académica, orientación vocacional y profesional, actividades culturales y de ocio, así como actividades de desarrollo personal que se van a realizar durante el INnet Campus, todas ellas con carácter inclusivo.

Fotos

Vídeos